X
Santa Cruz >

Pasarela de cruceros

   

[apunte]El Queen Mary 2 estuvo ayer acompañado en el puerto capitalino por el Balmoral, el Liberty of the Seas y el Voyager of de Seas. / antonio márquez Fotos: C.Boge – Antonio Márquez [/apunte]

NATALIA TORRES | Santa Cruz de Tenerife

El puerto de Santa Cruz de Tenerife se convirtió ayer en una auténtica pasarela de trasatlánticos, una exposición del lujo llevada a su máxima expresión y en forma de cuatro grandes barcos que dejaron en la ciudad unos 10.000 cruceristas. El desfile se repetirá hoy pero con distintos modelos. Esta vez traerán hasta la capital otros 11.000 visitantes. Los buques Balmoral, Queen Mary2, Liberty of the Seas y Voyager of the Seas, coparon la atención de un puerto en el que comienza la temporada de cruceros y que cada viernes traerá a Tenerife a miles de visitantes.

Pero como en toda pasarela, hubo una estrella, y fue el Queen Mary 2, que visitaba la Isla por segunda vez; la primera fue en 2004. Este buque, el transatlántico más grande, más lujoso y caro construido en la historia marítima, llegó con 2.200 pasajeros y 1.100 tripulantes. Junto a él, el Liberty of the Seas, que aunque es más pequeño, trajo un mayor número de cruceristas, 3.800 y 1.200 tripulantes; el Voyager of the Seas, con 2.800 cruceristas y 1.100 tripulantes, mientras que a bordo del Balmoral llegaron 1.750 visitantes.

Visitantes

La cifra de 10.000 cruceristas en un día es, sin duda, un número que da vértigo aunque para los comerciantes de Santa Cruz de Tenerife más que vértigo fue toda una alegría. Miles de personas se adentraron en la calle Castillo durante unas horas a la busca y captura del instante que les recuerde su paso por la ciudad.

La curiosidad de algunos les llevo a fotografiarse con la escultura de los guanches de la plaza de España. La escena es posible que se repita hoy con la llegada de otros 8.000 visitantes a bordo de otros cuatro buques. En esta ocasión serán el Marco Polo, que adelanta su escala prevista para el domingo día 6, el Adventure of the Seas, el Thomson Destiny y el Costa Mediterránea. Si sumamos la tripulación de los cuatro barcos, habrán pasado por Santa Cruz en estos dos días un total de casi 11.000 visitantes.

Los cuatro grandes navíos coincidirán hoy viernes en puerto desde las nueve de la mañana y hasta las seis de la tarde, hora en la que continuarán con su viaje.

Será este viernes cuando comience la temporada puerto base de Thomson Cruises con el buque Thomson Destiny, que el viernes 11 será sustituido por el Thomson Dream para la misma operativa. Desde dicha fecha, desembarcarán cada viernes unos 1.100 cruceristas y embarcarán otros tantos que iniciarán la travesía atlántica semanal.