X
análisis >

Prevenir y proteger > Emiliano Coello

   

Hacer de la prevención el principal método de trabajo de la Agencia de Protección del Medio Urbano y Natural (Apmun), priorizando la colaboración, la información y el asesoramiento, son objetivos básicos de esta legislatura. Se trata de proyectar sobre la realidad actual esa metodología, necesaria para evitar que se produzcan actuaciones adversas sobre el territorio, que vayan en detrimento de los valores de conservación y territoriales que configuran nuestras Islas, actuaciones que serían del todo contrarias a la defensa de la sostenibilidad, uno de los ejes del Gobierno de Canarias. Sostenibilidad entendida como reto ambiental de carácter ético, legado para las futuras generaciones y valor a proteger, conformado por el patrimonio natural y por la biodiversidad. Pero también sostenibilidad entendida como recurso natural generador de riqueza y de atracción del turismo. Desde la premisa de que la Apmun es un organismo consorcial, del que forman parte ayuntamientos, cabildos y administración autonómica. Ya se ha conseguido entre todos que sean 32 los ayuntamientos consorciados y cinco los cabildos que participan de forma activa en la Apmun, a través de su consejo rector y de su asamblea, a lo que se suman acuerdos de colaboración con la Guardia Civil (Seprona) y el Colegio de Registradores. Es nuestro empeño seguir sumando voluntades que hagan gala de un elevado grado de implicación, porque es la mejor garantía para la protección del territorio. Todos tenemos en mente el proceso eruptivo de El Hierro, los problemas relacionados con la creciente ocupación del territorio por parte del ser humano y la difícil convivencia que en ocasiones se da entre naturaleza y personas, sobre todo cuando procesos naturales como los que vive El Hierro nos recuerdan la vulnerabilidad del ser humano y la fragilidad de los espacios en que habita, con las graves afecciones al medio marino. Pero también tenemos ejemplos de convivencia armónica entre el binomio ser humano y territorio con las reservas de la biosfera de la Unesco, que han servido para propiciar el desarrollo sostenible, la permanencia de la actividad agraria y la protección de la biodiversidad, un éxito que queremos ampliar a toda La Gomera, como bien resume la propuesta unánime del Cabildo. Porque somos conscientes de la importancia de preservar nuestros recursos naturales y biodiversidad, única en el mundo, para seguir generando riqueza con ella. Son ya 12 años de andadura de la Apmun; 12 años en los que se han tramitado expedientes por infracciones de carácter urbanístico y medioambiental; 12 años en los se ha actuado sobre el territorio. Pero también son años en los que desde la Agencia, consciente de las dificultades económicas de muchos canarios con multas causadas por distintas infracciones, se ha aplicado la Ley 4/2006, de modificación del Texto Refundido de las Leyes de Ordenación del Territorio y de Espacios Naturales de Canarias, suspendiendo la cuantía de las multas y la ejecución de los restablecimientos a ciudadanos en situación de necesidad socioeconómica, o bien reduciendo en distintos porcentajes las sanciones en casos en que se llevaba a cabo la legalización, o se colaboraba con la administración restaurando con carácter voluntario el territorio alterado. A partir de ahora, nuestro trabajo en la Apmun se centrará en promover la información, formación y asesoramiento desde la cercanía y la transparencia a colectivos, entes locales y ciudadanos, para estar a su disposición mediante la próxima implantación de una plataforma virtual que permita dar un mejor servicio. Todo con el ánimo de sumar esfuerzos para generar conciencia en momentos de necesidad económica, en los que se hace necesaria una determinación clara hacia los objetivos de recuperación, mantenimiento y la conservación.

* Director ejecutivo de la Agencia de Protección del Medio Urbano y Natural de Canarias (Apmun)