X
sucesos >

Primero le roban en la empresa y por la tarde pretenden lincharlo

   

TINERFE FUMERO | Santa Cruz de Tenerife

Si se ha quejado últimamente de un mal día en la oficina, es poco probable que lo suyo se acerque siquiera a lo que le pasó el pasado lunes al responsable de una empresa privada con sede en Adeje que se dedica, entre otros, al transporte sanitario: por la mañana, desconocidos accedieron al interior de la empresa y se llevaron todo tipo de material que hallaron a su paso; por la tarde, solo la rápida respuesta de las fuerzas de seguridad desplazadas al lugar evitaron que fuera víctima de un linchamiento.

Según detallaron ayer fuentes cercanas al caso, la primera actuación que tuvieron que llevar a cabo los policías en relación con el suceso que nos ocupa tuvo lugar a media mañana, cuando se les alertó acerca del robo acaecido en la sede de dicha empresa, ubicada cerca de Fañabé.

Oficinas maltrechas

Tal y como pudieron comprobar los agentes, las oficinas de la empresa habían quedado bastante maltrechas de lo que parecía un saqueo más o menos indiscriminado, al punto que el responsable de la misma difícilmente podía catalogar al detalle la gran cantidad de objetos que echaba en falta o habían sido dañados. Eso sí, la cuantía del robo es apreciable dado que entre lo sustraído hay material sanitario de elevado coste económico.

Pero sin duda lo peor llegó por la tarde, cuando nuevamente los agentes tuvieron que hacer acto de presencia en el lugar para responder a una alerta sobre una supuesta agresión de un grupo de hombres a otro.

La víctima resultó ser el responsable de la empresa, quien habría explicado a los policías que sus agresores eran trabajadores de la empresa que justificaban su actitud por los impagos de nóminas que, supuestamente, se iban acumulando mes a mes.

Lesiones leves

Sea como fuere, las fuerzas del orden ya trabajan en el esclarecimiento de estos hechos, habida cuenta que su prioridad en la tarde del pasado lunes fue calmar los ánimos de los allí reunidos y proceder al traslado del afectado a un centro sanitario de la zona, donde se le trató de varias erosiones y, felizmente, se le dio el alta médica dado que sus lesiones no revestían de mayor importancia, siempre según las fuentes aludidas.