X
CD TENERIFE > ACTUALIDAD

Recuerdos de un Tenerife muy lejano

   

Víctor, celebrando un gol con la camiseta del Leganés. / DA

MARTÍN TRAVIESO | Santa Cruz de Tenerife

Pinilla, Mata, Aguilera, César Gómez, Chano, Conte, Del Solar, Castillo, Miñambres, Latorre, Juanele, Llorente, Paqui, Pizzi, Olivares, Ojeda, Ramos, Toño, Vivar Dorado, Buljubasich y un jovencísimo Víctor M. Fernández Gutiérrez. Aquella formidable plantilla era la que defendía la camiseta del Tenerife en la temporada 1994-1995. Fue una temporada de transición, pues sirvió de puente entre las exitosas etapas de Jorge Valdano y Jupp Heynckes. Aquel delantero criado en la cantera del Real Madrid no brilló entre tanta estrella, pero su futuro le deparaba innumerables destinos. 17 años después de aquel curso, el veterano Víctor regresa al Heliodoro Rodríguez López defendiendo la camiseta del Leganés, el club en el que se retirará.

En declaraciones a la emisora Teide Radio-Onda Cero, Víctor admite que no sentirá nada excepcional este domingo, puesto que ya ha jugado en un montón de ocasiones contra el Tenerife en su feudo. Incluso festejó un ascenso en el verde del estadio cuando defendía la camiseta del Valladolid.

No obstante sí que muestra tristeza por la evolución de la entidad blanquiazul en las últimas temporadas. “Teníamos un equipazo. Era capaz de hacerle cara a cualquier equipo de Primera División. Jugamos la UEFA y la gente estaba muy ilusionada, por lo que ahora me da pena ver al equipo donde está”, afirma el atacante, que guarda un grato cariño de su estancia en la Isla: “Salía por primera vez de mi casa y disfruté de un año y medio maravilloso, aunque el fútbol no fue lo mejor. Aprendí muchas cosas que me vinieron muy bien para esta carrera tan larga que he tenido”.

De eso han pasado ya 17 años y ahora ha retornado a su casa para acabar su carrera. Sin embargo el inicio de curso del Leganés no ha sido nada bueno. El club madrileño está metido en posiciones de descenso, tras haber sido capaz de únicamente haber logrado un triunfo. “Los resultados no están siendo como esperábamos. Empezamos con ilusión, pero la dinámica es mala y nos está costando”, admite Víctor, que opina que se han merecido correr una mejor suerte: “Estamos con mucha rabia. Merecemos mucho más de lo que hemos conseguido. Hay equipos que haciendo mucho menos que nosotros, han conseguido muchos más puntos. Pero solo nos queda ganar un partido lo antes posible, para coger de nuevo la confianza que teníamos al principio de la Liga”.

Un nuevo traspiés supondría el cese fulminante del entrenador Miguel Álvarez, que ya fue salvado por su plantilla el pasado domingo. “El sabe que está en una situación difícil, pero no queremos que sea la sentencia”, afirma el expunta blanquiazul.