X
Esprint >

Richi MVP Guillén > Norberto Chijeb

   

No juega en la ACB porque él no ha querido. Decidió hace tiempo que prefería ser cabeza de ratón antes que cola de león. Los números de Ricardo Guillén son como el algodón, no mienten. En su década en la segunda categoría del baloncesto español ha sido el jugador más regular, el más valorado, el que nunca falla. No se le conoce una mala temporada. Aquí, en su tierra natal, ha encontrado su segunda juventud y puntual a la cita cada viernes demuestra sobre el parqué, como decía otro gran Richi, Bethencourt, en esto del baloncesto importa más la inteligencia que el físico. Y así, con esa buena cabeza amueblada, Richi Guillén se ha ganado la admiración de compañeros y rivales. Su actuación ante el León es una prueba más de que estamos ante el mejor jugador que ha dado esta tierra -salvando el talento de Sergio Rodríguez- en las dos últimas décadas. 30 puntos, con una serie conspicua de 8 de 10 canastas de dos, 4 de 4 triples, 2 de 3 tiros libres, seis rebotes y cinco asistencias para terminar con 42 puntos en valoración en solo 28 minutos es el fiel reflejo de quien ahora mismo, como casi siempre, es el MVP de la LEB Oro, por delante de otro talento canarista, éste físico, Jakim Donaldson.