X

Rivero defiende un mayor esfuerzo fiscal para las grandes fortunas

   

EUROPA PRESS-EFE | Madrid-Las Palmas de Gran Canaria

El presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, defendió ayer que las grandes fortunas y “los que más tienen”, entre los que se incluyó, paguen más impuestos, ya que, a su juicio, España tiene que “avanzar hacia una sociedad más justa y solidaria”.

“Es justo que los que más tienen paguemos más”, señaló Rivero durante un desayuno informativo organizado por Executive Forum España en Madrid, en el que también se mostró partidario de alguna fórmula para que, todos aquellos ciudadanos que “puedan”, aporten “algo” para financiar el sistema sanitario.

Aunque se mostró totalmente en contra de establecer un copago sanitario, el presidente reconoció que “el sistema no es sostenible” y que, por tanto, hay que buscar fórmulas “imaginativas, pero con justicia social”. “Los que podamos, tenemos que pagar más o algo”, subrayó.

Al mismo tiempo que Rivero intervenía en Madrid, en Las Palmas de Gran Canaria los secretarios generales de Comisiones Obreras (CC.OO.), Juan Jesús Arteaga, y la Unión General de Trabajadores (UGT), Gustavo Santana, proponían una batería de medidas anticíclicas para modificar los presupuestos regionales de 2012, que consideran “profundamente insolidario”, sin descartar además una denuncia por la “anticonstitucionalidad” de sus disposiciones adicionales.

Convencidos de que Canarias no podrá pagar su deuda con un tercio de la población activa en paro, propusieron que las administraciones crean un “fondo de solidaridad” o buscar financiación externa, además de subir el IGIC al tabaco y al alcohol y aplicar una mayor progresividad fiscal aumentando los tipos del IRPF a rentas superiores a los 80.000 euros.

Según afirmado el responsable de Política Institucional de CC.OO., Pedro Costeras, Canarias puede endeudarse en 300 millones de euros más para elevar su inversión pública.

Además consideró que el Ejecutivo debe volver a aplicar el impuesto de sucesiones y donaciones para recaudar 200 millones de euros al año. Avanzó también que denunciarán la inconstitucionalidad de las disposiciones adicionales de los presupuestos “por vulnerar la negociación colectiva”.

Santana manifestó que los presupuestos aprobados por el Gobierno canario son “una invitación a la conflictividad social” y añadió que fueron elaborados de espaldas a los sindicatos y contra los intereses generales. El dirigente Arteaga consideró que su estructura no permite respetar el compromiso de mantener los servicios públicos esenciales.