X
ELECCIONES 20-N >

Sáenz de Santamaría, la elegida para pilotar el traspaso de poderes

   

El líder del PP, Mariano Rajoy, ayer, en su despacho de la sede del partido. / EFE

AGENCIAS | Madrid

Mariano Rajoy quiere que su Gobierno esté constituido antes de Navidad y ya ha hablado con el jefe del Ejecutivo en funciones, José Luis Rodríguez Zapatero, para iniciar desde hoy mismo un traspaso “modélico”.

La exportavoz parlamentaria, Soraya Sáenz de Santamaría, será la persona designada para liderar el traspaso de poderes. Así lo anunció el líder del PP en la reunión del Comité Ejecutivo del partido y confirmó en rueda de prensa la secretaria general, María Dolores de Cospedal.

Sáenz de Santamaría tendrá toda la libertad para formar el equipo que negociará con el Gobierno socialista esta transición y para que coordine la “información” que deba dar el Ejecutivo. Aunque formalmente esto no tiene ninguna implicación, se trata de un gesto clarísimo que indica el poder que Rajoy prevé otorgar a Sáenz de Santamaría, que suena como vicepresidenta.

Mariano Rajoy manifestó que hay que respetar leyes y trámites, por lo que habrá Gobierno antes del día de Navidad. Lo ministros serán nombrados según el calendario habitual, tras despachar con el Rey después de la investidura. Antes, durante una entrevista en la cadena SER, el presidente del Comité Electoral Nacional del PP y candidato al Congreso por Madrid, Miguel Arias Cañete, criticó que haya una “transición de poder” tan larga de un mes y que, dada la situación, “hay que pasar por encima de los requisitos estrictamente legales”, porque “los mercados no esperan a que las cámaras se constituyan”. Se trataría de “establecer una coordinación muy profunda”, arguyó.

Rajoy también ha decidido convocar un congreso nacional del PP para los días 17, 18 y 19 de febrero, alrededor de dos semanas después de la cita del PSOE. El objetivo es que todas las organizaciones estén renovadas antes del verano.

El presidente de honor del PP, José María Aznar, reapareció en el Comité Ejecutivo después de tres años para pedir que Mariano Rajoy tenga el mismo apoyo que él recibió cuando dirigió el Ejecutivo a partir de 1996.

Sin perder un minuto

Una torre de papeles aguardaba a Rajoy en su despacho en su primer día de trabajo como virtual presidente del Gobierno, después de que el PP arrasara en las elecciones generales al conseguir una cómoda mayoría absoluta: 186 de los 350 escaños.

Tal y como adelantó a los miles de simpatizantes que se dieron cita para celebrar la victoria de los populares, Rajoy se incorporó a primera hora a su oficina, en la sede nacional del partido, para trabajar, sin perder ni un minuto, sobre los asuntos que considera más urgentes.

Mariano Rajoy permitió la entrada en su despacho de una cámara de televisión de la agencia Efe, que lo mostró muy concentrado leyendo unos de los miles de papeles apilados sobre la mesa, dispuesto a afrontar la crisis, sin escatimar ningún esfuerzo y “contando con todos”, como dijo en su discurso del domingo tras conocer la victoria.

[apunte]

Merkel habla de “los grandes problemas”

Los líderes europeos destacan el importante reto económico al que se enfrenta Mariano Rajoy con la crisis de la eurozona. La última en enviar su felicitación fue la canciller alemana, Angela Merkel, que ayer conversó con el líder del PP sobre “los grandes problemas que tiene España”, reveló Steffen Seibert, portavoz oficial de la canciller federal.

Merkel se mostró convencida de que mantendrá con Rajoy “las buenas y estrechas relaciones bilaterales”.

El presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, se refirió el domingo en su mensaje de felicitación a Mariano Rajoy “a este periodo particularmente difícil, a los desafíos a los que nos enfrentamos juntos para construir el futuro de nuestros pueblos, dentro de la Unión Europea o del G-20”. El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, incidió en que hacen falta “decisiones importantes” ante el periodo complicado que atraviesan la UE y España.

Mientras, el presiente del Consejo Europeo, Hernan van Rompuy, se mostró “totalmente seguro de la capacidad del nuevo Gobierno para superar la situación económica actual, prosiguiendo con el programa de reformas necesario para el crecimiento económico y la creación de puestos de trabajo”.

El presidente del Parlamento Europeo, Jerzy Buzek, de la misma familia política democristiana que Rajoy, confía en que este pondrá todo su empeño en corregir la situación económica actual y que llevará a España por la senda del crecimiento económico”.

El conservador británico David Cameron calificó la victoria de Rajoy de “crucial, en un momento vital para España y Europa”. El primer ministro portugués, Pedro Passos Coelho, cuyo país tuvo que ser rescatado por el FMI y la UE, definió de “extraordinaria” la victoria de Rajoy, mientras que el griego Antonis Samaras, líder del derechista Nueva Democracia, en cuyo país se ha formado un Ejecutivo de unidad nacional, animó a su “amigo Mariano” Rajoy.

La crisis económica y el “ejercicio democrático” del pueblo español también centran los mensajes de felicitación de los mandatarios latinoamericanos.

[/apunte]