X
NORTE >

Solo el Valle de La Orotava aumentó este año en la Isla su cosecha de uva

   

Numerosas autoridades y representantes del sector asistieron anoche al acto en la Casa del Vino. / F. PALLERO

NATALIA TORRES | El Sauzal

Los vinos de Tenerife celebraron anoche la Fiesta del Descorche de la nueva cosecha, un año el de 2011 que, a pesar de obtener una merma del 12% en tintos y un 3% en blancos, finalmente ha superado las expectativas con un descenso menor del esperado. Solo el Valle de La Orotava se desmarca de esta reducción. Según confirmó el vicepresidente del Consejo Regulador de la Denominación de Origen, Valerio García, en el Valle aumentó la cosecha el 16% respecto a 2010, aunque matizó que “las malas condiciones meteorológicas, por segundo año, han hecho que hayamos recogido en total en la Isla menos de cuatro millones de kilos de uva”.

Sin embargo, esa menor cantidad de uva no ha hecho mella en la calidad de los vinos, tal y como señaló el consejero de Agricultura del Cabildo de Tenerife, José Joaquín Bethencourt, quien aseguró que “tenemos unos vinos magníficos”. El consejero añadió que los vinos tinerfeños están, además, teniendo un amplio reconocimiento, no sólo por su reciente inclusión en la prestigiosa guía Peñín, sino también porque “las acciones promocionales en el sector turístico están comenzando a dar su fruto y ya hay hoteles y restaurantes que incorporan a sus cartas de vinos de manera más notable los caldos tinerfeños”. Bethencourt también aprovechó el acto para hacer un llamamiento a la unidad del sector, así como una mayor y mejor colaboración entre el sector público y privado. Esta llamada de atención tenía un claro objetivo, el Consejo Regulador de la Denominación de Origen de Tacoronte-Acentejo, que por segundo año consecutivo decidió no asistir al descorche, aunque sí que estuvieron presentes algunas de las bodegas de la denominación de origen.

Ausencia

Respecto a esta ausencia, Bethencourt expresó: “La respeto pero no la comparto. La semana pasada mantuvimos una reunión con ellos y nos mostraron su firme postura de no acudir al descorche, una posición que ellos mismos reconocieron que nada tiene que ver con la labor del Cabildo”. Sin embargo, para Bethencourt esta decisión no ayuda al sector porque “este acto pretende promover a todo el sector del vino y para eso es importante que estemos unidos”.

Durante el encuentro de ayer también se hizo entrega del Premio San Andrés 2011 que recayó en el bodeguero Antonio Pérez Reyes, propietario de la bodega Viña Chagua. Además, antes del acto oficial del descorche, tuvo lugar un encuentro entre expertos y autoridades para analizar la situación actual del sector vitivinícola en la isla de Tenerife.