X
crisis deuda soberana >

Standard & Poors mantiene su calificación de la deuda soberana y las perspectivas negativas para España

   

EFE | Madrid

La agencia Standard & Poors anunció hoy que mantiene su calificación de la deuda soberana y las perspectivas negativas para España pese a la contundente victoria del Partido Popular (PP) en las elecciones del domingo.

“La clara mayoría obtenida por el Partido Popular puede facilitar la implementación de medidas de reforma”, afirmó la agencia en un informe en el que reitera las “débiles perspectivas” de crecimiento económico, el alto nivel de paro y rigidez del mercado laboral español.

Standard & Poors rebajó a mediados de octubre la calificación de la deuda soberana española a largo plazo, al pasarla desde “AA” hasta “AA-”, con perspectiva negativa, por las débiles perspectivas de crecimiento.

La agencia confió hoy en que el nuevo gobierno que deberá formar Mariano Rajoy tras su victoria de a conocer “en breve” las medidas concretas que espera adoptar para combatir el déficit, los elevados niveles de desempleo y los problemas de deuda.

S&P recordó que durante la campaña el PP aseguró que entre sus prioridades para el área económica estaba reducir el déficit fiscal al 6 por ciento este año y al 4,4 por ciento en el 2012, tal como ha establecido la Unión Europea (UE), además de controlar el paro, que en la actualidad es del 21,5 por ciento.

Al anunciar la rebaja el pasado 13 de octubre, la agencia advirtió de que la nota que otorga a España podría seguir bajando en el futuro si se cumplen los peores pronósticos y el país entrase en recesión el próximo año.

En otro informe publicado el pasado 21 octubre, la agencia ya dijo que rebajaría la nota que concede a España, Italia, Francia, Portugal e Irlanda si la zona euro entrara en recesión, aunque aclaró que ese escenario no es el que considera más probable.

Además, el pasado 9 de noviembre S&P anunció su decisión de mantener la nota de la fortaleza del sistema bancario español en un nivel cuatro de una escala que va del uno -la mejor posición- al 10 -la peor-.