X
pesca > acuerdo con Mauritania

Trasladan a la Unión Europea el grave daño para Canarias si se aprueba la propuesta de Mauritania

   

DIARIO DE AVISOS | Santa Cruz de Tenerife

El eurodiputado canario del PP Gabriel Mato ha alertado a la comisaria europea de Pesca, María Damanaki, del peligro que puede representar para la actividad portuaria canaria la propuesta hecha por Mauritania de cara al nuevo Acuerdo de Asociación en el sector pesquero entre la Unión Europea y Mauritania.

Precisamente, Mato será el ponente del informe que se debatirá en el seno de la Comisión de Pesca en torno a la renovación de dicho acuerdo a partir del próximo 31 de julio y que presentará después de que la Comisión Europea publique su propuesta.

Mato ha mantenido esta semana una reunión con Damanaki, tras el compromiso que adquirió recientemente con el sector portuario de Las Palmas de Gran Canaria. En el encuentro, estuvo acompañado por representantes del ámbito empresarial canario, entre los que se encontraban el vicepresidente de la Cámara de Comercio de Las Palmas, José Mayor, así como el vicepresidente de la Federación de Empresarios del Puerto de Las Palmas, Bernardino Santana, e hizo hincapié en la necesidad de que se tengan en cuenta los intereses de los empresarios canarios de cara a un nuevo acuerdo.

Asimismo, la delegación canaria, encabezada por Mato, dejó patente su preocupación por el nuevo horizonte que plantea Mauritania de cara al futuro acuerdo, que podría repercutir seriamente en la actividad económica portuaria de Canarias, en especial del Puerto de la Luz y de Las Palmas.

La comisaria Damanaki mostró su predisposición para negociar en defensa de los intereses canarios, máxime teniendo en cuenta la importante infraestructura que el Archipiélago se ha visto obligada a desarrollar para atender las descargas de la pesca realizada en Mauritania.

En el encuentro, se puso de manifiesto que uno de los principales inconvenientes de la nueva propuesta de acuerdo realizada por Mauritania, ya la que Gabriel Mato calificó de “inaceptable”, viene marcada por la obligatoriedad de que la descarga de pescado de todos los barcos que faenen en sus aguas se lleve a cabo en el puerto de Nouadhibou. Un aspecto que, tanto Mato como los representantes empresariales canarios señalaron que perjudicaría seriamente a la actividad portuaria generada al respecto en el Puerto de La Luz y de Las Palmas, en donde las capturas mauritanas representan el 70% del pescado manipulado en dicha instalación.

Avituallamiento

Otro de los aspectos criticados por los representantes canario se centró en la obligatoriedad de que las labores de avituallamiento de combustible sean realizadas únicamente a través de una empresa mauritana creada al respecto, lo que, señalaron, pondría en juego las 200.000 toneladas al año de combustible que hasta ahora ha venido suministrando el puerto de Las Palmas de Gran Canaria.

Igualmente, denunciaron que Mauritania pretenda reducir las cuotas anuales de capturas para los barcos europeos manteniendo la misma compensación económica y aprovechando el diferencial para venderlo a otros países.

Cabe recordar que la flota cefalopodera española, con base en Las Palmas de Gran Canaria, es una de las más afectadas por el nuevo acuerdo, con la repercusión económica que ello puede representar no sólo para la actividad pesquera canaria sino para la nacional.

Por otro lado, tanto Mato como los representantes empresariales asistentes al encuentro insistieron en que la actividad pesquera en Mauritania representa una importante actividad económica para Canarias pero que para poder llevarla a cabo ha sido necesaria una importante inversión en lo que a instalaciones y equipamiento se refiere por parte del Puerto de La Luz y de Las Palmas.

En la reunión mantenida con Damanaki, los representantes canarios hicieron hincapié en que las instancias comunitarias deben tener en cuenta también que el puerto de Nouadhibou no cuenta con las condiciones necesarias para poder acometer una operativa de este tipo.

Entre sus principales deficiencias, señalaron que no cuenta con espacio suficiente para poder realizar la descarga de pescado de todos los barcos que faenan en sus aguas, al mismo tiempo que no dispone de una distribución logística adecuada.

Asimismo, se puso sobre la mesa otros aspectos que hay que tener en cuenta y que dificultan la operativa, como los problemas de suministro eléctrico constantes a los que se enfrenta Mauritania.

Ante este panorama, Gabriel Mato hizo hincapié en que la renovación del un acuerdo debe pasar por la eliminación de los aspectos que sean claramente lesivos a la actividad económica generada hasta estos momentos en Canarias en torno a la misma. Igualmente, señaló que desde su posición como ponente del informe, hará una apuesta decidida por que se preserven los intereses canarios y para ello recogerá las opiniones de todos los sectores económicos involucrados.