X
Santa Cruz >

Vecinos de Salud Bajo denuncian inseguridad en el parque Las Indias

   

NANA GARCÍA | Santa Cruz de Tenerife

El parque Las Indias vuelve a ser motivo de reivindicación de los vecinos de Salud Bajo, que denuncian la “falta de sentido común” del Ayuntamiento y solicitan una mayor “constancia” para mejorar la estética y seguridad del recinto, una de las escasas dotaciones públicas con que cuenta este núcleo poblacional.

En su denuncia, una de las usuarias relata a DIARIO DE AVISOS que todas las paredes y muros del recinto siempre han lucido pintadas que se han ido incorporando con el paso de los años de manera anárquica, en detrimento de la armonía física del espacio de ocio. Pero parece ser que en la última semana dos jóvenes comenzaron a pintar un grafiti en el muro ubicado en la terraza del parque infantil, un dibujo que contaba con la aprobación de los residentes de la zona, ya que mejoraba la estética del entorno. Sin embargo, tal y como relata esta vecina, la Policía Local se acercó una tarde a los jóvenes para requerir su documentación e impidió que se finalizara el grafiti.

A pesar de que los vecinos protestaron porque no consideraban que la acción era más beneficiosa que dañina, los agentes recordaron que se estaba cometiendo una infracción y les instaron a utilizar los trámites burocráticos para buscar una solución. Si bien los residentes de este barrio, uno de los más poblados de la capital, entienden que hay que respetar la legalidad, también consideran que la administración en ocasiones actúa “coartando” a la “gente que tiene iniciativa para arreglar lo que los gobernantes no son capaces de hacer”.

Este grafiti contaba con la aprobación de los usuarios del parque. / JAVIER GANIVET

Más reivindicaciones

Salud Bajo está ubicado en el Distrito Salud-La Salle, cuya oficina atendió recientemente esta y otras reivindicaciones de los vecinos de la zona, entre ellas la reparación de una de las barandas que se colocaron junto al barranco de San Joaquín antiguo, en la calle Rivera, en la trasera del parque Las Indias, donde cedió la base. En su lugar, se ha colocado provisionalmente varias vallas municipales sujetadas con bridas y un precinto de la Policía Local que, a juicio de los residentes, no ofrecen seguridad a los viandantes. En la oficina de distrito comunicaron a una de las usuarias del parque que al tratarse de una propiedad privada, corresponde al dueño arreglarlo o, en todo caso, construir un muro de hormigón. La actual presidenta de la Asociación de Vecinos Ruymán, Carmen Elena González Herrero, recuerda que el colectivo vecinal lleva entre ocho y 10 años “pidiendo que se sustituyan las barandas de tubos por una más segura”, una reivindicación que se agudizó tras la caída de una niña que resbaló en la acera. Asimismo, la representante vecinal aclara que justo la zona donde está la valla provisional “el Ayuntamiento permitió a Endesa colocar una escalera de acceso” a una estación eléctrica que se instaló allí. Según los usuarios del parque, desde el Distrito Salud-La Salle se han comprometido a plantear el problema a la Gerencia de Urbanismo con el objeto de lograr una solución rápida.

Imagen de la barandilla que ha cedido en la calle Rivera. / JAVIER GANIVET

Se da la casualidad de que la calle Rivera, y concretamente la zona de la baranda donde cedió el muro, está situada “delante de la zona de juego infantil” del parque Las Indias, un espacio que requiere un mayor mantenimiento por parte del Ayuntamiento, según los usuarios y representantes vecinales. En concreto, los columpios están ubicados sobre una área de picón y arena que no recibe el tratamiento de limpieza adecuado por parte de la empresa encargada del mantenimiento de las zonas verdes del municipio.

Además, tal y como relata Carmen Elena González, al ser la zona de picón más amplia que la de arena, los niños la frecuentan más “y acaban llenos de rasguños”. Por esta razón, la A. V. Ruymán ha solicitado en reiteradas ocasiones al Consistorio que se sustituya este material por arena “y que en el recuadro que delimita los columpios se coloque tartán”. Otra de las peticiones históricas de este colectivo vecinal es que se reduzcan las dimensiones del recinto para perros -donde la falta de mantenimiento también está enfermando a los animales- y se amplíen las del parque infantil, que es muy frecuentado.