Esprint >

‘Doctor’ Sócrates > Norberto Chijeb

Hay quienes dicen que en el deporte y en el fútbol siempre nos acordaremos solo de los resultados. Para llevar la contraria siempre pongo el ejemplo de la selección brasileña del Mundial de 1982. Brasil ha ganado más mundiales de fútbol que nadie, cinco, y aquella selección que nos enamoró solo llegó a cuartos de final, pero dibujó sobre el césped español pinceladas del mejor fútbol que uno pueda recordar, a semejanza de la Holanda de 1974, que tampoco ganó el Mundial, o de la España actual. Aquella selección brasileña enamoraba con su fútbol, pero estaba coja en la delantera, lo que terminó por castigarle ante la Italia de Paolo Rossi. Pero su centro del campo siempre nos quedará en la retinas de aquellos que disfrutamos el Mundial del Naranjito: Sócrates, Zico y Falcao. Ayer murió, a los 57 años, el Doctor Sócrates, a causa de una infección provocada por una bacteria. Sócrates, el hermano mayor de Raí, otro grandísmo jugador, nos deja la finura de su juego impulsado por su diminuto pie (calzaba un 37) y su insuperable juego con el tacón, tanto que llegó a tirar penaltis de esa guisa. Ayer no pudo regatear la muerte y hoy los amantes del buen fútbol nos acordamos del gran Doctor.