Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac)

“América Latina muestra al mundo su nueva realidad”

El presidente venezolano, Hugo Chávez, recibe a su homóloga de Brasil, Dilma Rousseff. | EFE

EFE | Madrid / Caracas

Venezuela quiere tener con el nuevo Gobierno español, que tomará posesión este mes, unas “buenas relaciones” basadas “en el respeto mutuo” en un momento en el que América Latina vive “un nuevo tiempo político”, dijo ayer el nuevo embajador venezolano en España, Bernardo Álvarez. El diplomático recordó que así lo manifestó el presidente de su país, Hugo Chávez, tras la victoria del Partido Popular (PP) en las elecciones del 20 de noviembre. “Cuando hay respeto mutuo, uno puede tener unas relaciones que incluso vayan más allá de las diferencias que existan”, afirmó.

Álvarez hizo énfasis, asimismo, en “el nuevo tiempo político” que hay en América Latina. “El momento de las exclusiones, de creer que hay una América Latina buena, otra mala, otra regular… eso ya está superado. Eso es muy importante que lo entienda Europa y que, particularmente, lo entienda España”, señaló. En ese sentido, expresó su voluntad de hacer “todo lo posible” para ayudar a que “esa nueva realidad” se interprete en España. Una nueva realidad, agregó, que se manifiesta en iniciativas como la Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), que comenzó ayer en Caracas.

“Estarán todos los países; hay 33 jefes de Estado confirmados. Es un paso gigantesco e implica un gran desarrollo de lo que llamaríamos la gran región latinoamericana y caribeña vista por los latinoamericanos y los caribeños y sin ninguna otra potencia externa a América Latina y el Caribe”, recalcó.

Destacó, también, el papel de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), “que demuestra ser una organización de muchísimo perfil, de mucho éxito”.

[apunte]

Inicio de la cumbre

Los gobernantes de la región llegaron a Caracas para constituir la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños. Las presidentas Cristina Fernández (Argentina) y Dilma Rousseff (Brasil) fueron las primeras en llegar. “Si funciona y si tiene éxito, se puede considerar el acontecimiento más grande en los 200 años de semiindependencia, que es lo que habíamos tenido hasta ahora”, dijo Raúl Castro en el aeropuerto Simón Bolívar.

[/apunte]