sucesos >

“Los niños están perfectamente y las acusaciones de Julia son falsas”

María Julia, en su casa de Guargacho junto a sus 58 denuncias. | ACFI

T. F. | Santa Cruz de Tenerife

“Los niños están perfectamente, nadie los maltrata y todo lo que dice ella de mi familia es falso”. Así de rotundo fue el mensaje enviado ayer por la familia política de los nietos a cuya abuela no tiene acceso a pesar de una sentencia que reconoce tal derecho y de que ha denunciado 58 veces tal circunstancia, que achaca a su propia hija y madre de los pequeños.

Quien niega las acusaciones es la abuela política de los niños, María Ángeles, que ayer en conversación telefónica insistió reiteradamente en que los supuestos malos tratos son inexistentes, tal y como certificó en su día Servicios Sociales de Adeje y así lo explicó la propia denunciante de los mismos en la edición de ayer. A pesar de la invitación a ampliar su versión, María Ángeles se limitó a anunciar medidas legales por las declaraciones de su pariente política.

La polémica surgida con esta familia del Sur de Tenerife, que tendrá que solventarse en los tribunales de Justicia dado que tanto una como otra parte anuncian nuevas medidas judiciales a las ya en curso, ahondan en la problemática surgida con el cambio de modelo de familia registrado en España, concretamente con el papel que juegan los abuelos en las mismas.

Así, y al igual que se recurre a ellos como respaldo de los progenitores para facilitar una mayor educación de los pequeños, la Justicia ha tenido que resolver acerca del derecho de los mismos a tener un régimen de visitas de unos menores que, en algunos casos, hasta los han criado en sus casas ante la imposibilidad del padre, la madre, o de ambos.

En muchas de estas decisiones ha primado el derecho inherente a los propios menores a tener acceso a sus mayores, incluidos los abuelos, aunque siempre hay que atender a las peculiaridades de cada caso.