JULIO PÉREZ HERNÁNDEZ >

“Santa Cruz tiene que participar de la partida que envía el Estado al turismo”

NANA GARCÍA | Santa Cruz de Tenerife

El socio de gobierno de José Manuel Bermúdez, Julio Pérez (Santa Cruz de Tenerife, 1950) se ha hecho cargo de las áreas de economía y turismo con un objetivo: “Dinamizar la ciudad en condiciones de igualdad” y ofrecer “estabilidad”. Por el momento, solo hay edeas, proyectos, intenciones y aspiraciones sin concreción.

-¿Entre otras muchas áreas, usted asumió el mando de la Sociedad de Desarrollo en un momento económicamente crítico para la capital. ¿Han notado alguna evolución en el comportamiento de la economía desde que comenzaron el mandato?

“Hemos notado algunos cambios; pero desde luego, en comparación con lo que queda todavía por hacer son pequeños. Tenemos la sensación de haber despertado ciertas esperanzas, entre otras cosas porque nos llueven las críticas y las sugerencias, lo cual significa que la gente espera de nosotros cambios. ¿En qué notamos los cambios? Pues en que nos piden más. Sobre todo nos piden mejoras de los servicios públicos, como el de la limpieza o una red de servicios y de aseos que faltan. De manera que cambios todavía insuficientes, porque queda mucho por hacer”.

– ¿Se ha conseguido agilizar los trámites, transparentar y mejorar la gestión municipal?

“Un buen gobierno municipal es una condición imprescindible para la mejora de la economía de la ciudad, pero no es una condición suficiente. Después tenemos un problema de percepción de la ciudad por sí misma: Santa Cruz ha pasado de ser una ciudad satisfecha de sí misma en los años 70-80 del siglo pasado, a una cierta sensación de desapego, de discrepancia, de disgusto entre el vecino y la ciudad. La ciudad tiene que tratarse mejor a sí misma, tiene que respetarse más, lo que a nosotros no nos releva de nuestras obligaciones”.

-Dentro de esta estrategia que han planificado, ¿cuáles son las primeras cosas que la ciudad necesita mejorar con urgencia?

“En la estrategia de la Sociedad de Desarrollo, que es muy compleja porque básicamente pasa por fortalecer el tejido empresarial de Santa Cruz; es una pieza básica la animación del consumo. El consumo ha caído muchísimo, la gente no gasta, y si la gente no gasta, los comercios y empresas de servicios no ganan y si los comercios no ganan, no emplean gente. Y eso tiene que ver con muchos factores. Por hablar con claridad, dos elementos que son cruciales y que tenemos que mejorar: la oferta gastronómica y la oferta de atracciones infantiles”.

-Hasta ahora las iniciativas que han llevado a cabo han tenido un éxito relativo. ¿A qué cree que se debe?

“Hay un problema de organización geográfica de la ciudad. En los últimos 15 años, Santa Cruz, desde el punto de vista de organización comercial y de servicios de la ciudad, tiene dos centros demasiado separados por el barranco, al sur y al norte: el centro tradicional y el que ha surgido alrededor de la 3 de Mayo. Hay que conectar esos dos mundos y coser las distintas partes de la ciudad”.

-¿Cree que peatonalizando el centro urbano se logrará mejorar la economía?

“Hay que mejorar el sistema de aparcamientos y de tráfico. Hoy, la gente para comprar tiene que llegar fácilmente al sitio y dejar fácilmente el coche. Tenemos que apoyar a los empresarios y zonas comerciales abiertas para mantener la actividad comercial dentro de unos mínimos, de modo que las constantes vitales no bajen. Hay que mejorar el sistema de transporte, hay que implicar al colectivo de taxistas una vez que resolvamos otros problemas estructurales. Un buen servicio de taxi es vital, y los taxistas deben ser agentes económicos que manejen una información decisiva para una ciudad turística”.

-¿Los propios comerciantes son conscientes del esfuerzo que deben realizar para mejorar el consumo?

“Creo que los comerciantes son conscientes, lo que pasa es que el Ayuntamiento no tiene ninguna autoridad moral para reclamarles que se modernicen si la Corporación no moderniza la ciudad. En cuanto se genere una inercia positiva, todo el mundo se sumará a ella. Lo que ocurre es que Santa Cruz tiene muchos atractivos desaprovechados: el primero de ellos, la playa de Las Teresitas; la flora y vegetación es otro atractivo; el parque escultórico y artístico que tiene la capital es único en el mundo y la cercanía al aeropuerto. De modo que no tenemos un problema de falta de posibilidades, todo lo contrario, Santa Cruz tiene en su interior una gran potencialidad económica. Bien administrada, puede generar economías y empleos muy importantes”

-¿Debe la capital mejorar la promoción turística?

“Completamente. Hay que hacer una promoción, sin duda, conjuntamente con el Cabildo, para tener más peso y también la capital tiene que ser considerada destino turístico para participar de la financiación que el Estado envía a Canarias. Si hasta la fecha esa financiación se ha concentrado en algunos municipios, a partir de ahora, reclamamos que el Cabildo nos incluya en esa financiación. Tenemos motivos y argumentos suficientes para que algunos de nuestros planes de mejora de las infraestructuras turísticas sean incluidos en la financiación que el Gobierno central aporta al Archipiélago”.