X
MÚSICA > XVIII Concierto de Navidad

Acento canario para música universal

   

El ensayo general del conjunto sinfónico tuvo lugar el viernes por la noche. | SERGIO MÉNDEZ

NATALIA TORRES | Santa Cruz de Tenerife

La cita es cada 25 de diciembre en la dársena de Los Llanos del Puerto de Santa Cruz de Tenerife. Este año, una hora antes, a las 21.00 horas, la Orquesta Sinfónica de Tenerife, bajo la batuta de Víctor Pablo Pérez, se hará acompañar de las voces canarias del tenor Jorge de León y la soprano Raquel Lojendio en el ya tradicional Concierto de Navidad, que cumple su edición número 28. El enclave mantendrá su capacidad para que unas 20.000 personas disfruten en directo de la que de nuevo será una noche mágica. En este sentido, entre los asistentes se encontrarán este año los 350 cruceristas del crucero Saga Pearl 2, nave que cambió su previsión inicial de escala en el puerto tinerfeño para disfrutar en vivo de esta señera muestra cultural.

Además el concierto será retransmitido en directo para toda Canarias, en diferido a nivel nacional apenas minutos después de su conclusión y también a través del Canal Internacional en fechas posteriores.

El tenor Jorge de León, que viajó ayer desde Valencia donde se encontraba para participar en la Misa Criolla, admitió que para él es un “orgullo” que hayan contado con su presencia en el Concierto. “Es una alegría y un sueño para cualquier artista canario el poder participar en este clásico y entrañable evento de la Navidad canaria”.

Para Víctor Pablo, tanto Jorge de León como Raquel Lojendio, son los “herederos de Alfredo Kraus, José Carreras, Plácido Domingo y Teresa Berganza”, e interpretarán las más bellas arias y romanzas, valorando especialmente el poder “darle la alternativa” a Jorge de León en su tierra. Y es que las piezas a interpretar este año dan forma a un programa variopinto, con piezas de zarzuela, arias de ópera y temas populares como Alfonsina y el mar, de Ariel Ramírez; Granada, de Agustín Lara, y Tenerife, de Antonio García Bautista, Braulio.

Por su parte, Cristóbal de La Rosa, del Cabildo insular, recordó que “la labor imprescindible de la OST es la difusión del patrimonio artístico y cultural de nuestro pueblo”, teniendo en este caso además la posibilidad de llegar a un público masivo que no suele ver a la OST.

Imagen de archivo del concierto de Navidad. | DA

José Luis Callau recordó que el concierto llegó el año pasado, a través de los diferentes canales de TVE, a 30 millones de personas, sirviendo su emisión por esta televisión pública como la mejor promoción de nuestro archipiélago.

En un año marcado por una crisis económica de fuertes impactos, el abaratar los costes ha sido uno de los principales objetivos de la organización para poder asegurar, también en 2011, la celebración del Concierto.

Así más allá de la inestimable aportación de los patrocinadores, el trabajo realizado por los estibadores del puerto ha resultado tan esencial como espectacular.