X
en la carrera >

Aguere 2012 > Domingo J. Jorge

   

A cualquier vecino de La Laguna, como al resto de la orbe, estas últimas horas de 2011 del sábado 31, o las primeras del domingo de 2012, le están sirviendo para que pasen por su cabeza, como si de un resumen anual se tratara, esos momentos buenos, y los malos, que hemos podido vivir -no es poco- durante estos 365 días que nos dicen adiós. No puedo asomarme a la casa de cada uno, pero sí a la mía y a la de mi familia y amigos cercanos. En todas ellas la crisis que nos sigue azotando ha dejando algún herido, algún tocado por la ola del paro, las deudas o las estrecheces, por no citar otras cosas. Pero seguimos vivos, gracias a Dios. Como escuchaba hace unos días a don Bernardo Álvarez, nuestro obispo, en su homilía, “y debemos estar contentos porque nuestro partido está ganado”. Sí, el partido de la Salvación. Jesús ha nacido y sigue entre nosotros regalándonos una cosa muy importante: ilusión. Alguna vez viví de cerca la pobreza de África. Saben, esos niños no tenían nada, pero sonreían. Riámonos de este año. Feliz año 2012 desde Aguere.