X
opinión > Perplejita Me Hallo

Aguere > Perplejita Me Hallo

   

Ya era hora. Pasear por la calle Herradores y ver ese espacio muerto donde antes había cines hacía que se le encogiera a uno un poquito el corazón, y se preguntara cómo una ciudad Patrimonio de la Humanidad, universitaria y tan vinculada a la cultura podía permitirse el lujo de tener el Aguere en un coma aparentemente irreversible.

Como ocurrió en Santa Cruz con el cine Víctor, la iniciativa privada ha sabido recuperar los antiguos cines para transformarlos en un espacio cultural, un gesto audaz ante el cual solo cabe aplaudir. Conciertos y proyecciones de películas han ido abriendo la agenda del recinto, pero sus gestores contaban en este mismo periódico hace unos días que ya preparaban cursos y talleres para los próximos meses.

La respuesta del público ha medido hasta qué punto hacía falta un lugar así en La Laguna y en todo el área metropolitana. Tiene el Aguere, además, el atractivo de estar en pleno centro, no en un rincón apartado y a medio urbanizar cortado por una vía rápida donde se podría rodar The Walking Dead cualquier día entre semana a partir de las 21:00, y fines de semana todo el día. No tengo por qué estar pensando en ese edificio que ustedes ya se imaginan…

Esperemos que este nuevo proyecto para el Aguere se consolide y nos dure muchos años. Porque le hace falta al sector cultural de la Isla, porque puede generar empleo y porque da gusto eso de decir “me cojo una rebequita, que esta noche voy al Aguere a (ver una peli) (escuchar un concierto) (añada el lector lo que proceda)”.