X
caso palma arena >

Anasagasti pide acabar con “la impunidad y la inmunidad” de Urdangarín y cree que el caso dejará “tocada de verdad” a la monarquía

   

EFE | Bilbao

El senador electo del PNV Iñaki Anasagasti ha pedido hoy “acabar” con “la impunidad y la inmunidad” del duque de Palma, Iñaki Urdangarín, “y de su intocable esposa”, la infanta Cristina, al tiempo que ha advertido de que su presunta relación con el caso Palma Arena dejará “tocada de verdad” a la monarquía.

Iñaki Urdangarín declaró ayer que lamentaba profundamente el perjuicio que las informaciones y comentarios sobre él están causando a la imagen de su familia y de la Casa del Rey, “que nada tienen que ver” con sus actividades privadas.

El senador del PNV ha opinado hoy a través de sendos artículos en su blog que cuando en 2006 los duques de Palma y sus hijos “fueron enviados a Washington”, el Rey conocía “en qué negocios andaba el yerno”, pero “quiso encubrirle sacándolo de circulación”.

Según ha señalado, “el encubrimiento, para la gente normal, es un delito tipificado en el Código penal, pero el rey es ‘irresponsable”.

Anasagasti ha denunciado “la opacidad” en torno al presupuesto y los gastos de la Casa del Rey y que no se hagan públicos “los regalos que el Rey recibe” y las “comisiones de jeques petrolíferos, que han hecho de don Juan Carlos de Borbón uno de los hombres más ricos de Europa”.

“Se creían inmunes, impunes y protegidos por la censura y la bobaliconería de la Villa y Corte”, ha considerado el senador quién además se ha preguntado por qué Iñaki Urdangarin y la Infanta “socia en todo este montaje”, no están todavía imputados, “si ya lo está Diego Torre, el socio y los responsables de la Ciudad de las Artes y de las Ciencias de Valencia que firmaron esos contratos con esa ONG con ánimo de lucro”.

Anasagasti ha responsabilizado al rey de haber creado “el microclima para que esto sucediera” y ha lamentado que, sin embargo, “seguirá ahí, felicitando las Pascuas en su mensaje de Navidad, como si nada hubiera ocurrido”.

Según ha concluido, ahora, “quien de verdad está desnudo, es el propio rey. No solo su yerno y su hija. Y quien está tocada de verdad, es esta monarquía heredera de un dictador”.