X
CD TENERIFE > LA ACTUALIDAD

Baile de números

   

JOSÉ ANTONIO FELIPE | Santa Cruz de Tenerife

El próximo 13 de abril, el Club Deportivo Tenerife y el que fuera su entrenador al término de la pasada campaña, David Amaral, se verán las caras en los juzgados. El de Arico solicita una cantidad de 110.000 euros dividida en dos conceptos: unos 80.000 euros por los emolumentos de la temporada en curso (en la que ambas partes no llegaron a un acuerdo amistoso), más 30.000 que la entidad le adeudaría al término del pasado ejercicio liguero.

Fuentes cercanas a la entidad blanquiazul señalaron a DIARIO DE AVISOS que los 30.000 euros correspondientes a la temporada 2010/11 ya fueron pagados antes de que el pasado 3 de agosto el abogado del preparador tinerfeño decidiera denunciar al club chicharrero. O lo que es lo mismo: desde el Club Deportivo Tenerife sostendrían que el entrenador sureño reclama cantidades ya pagadas.

En el día de ayer, ni el club ni el técnico quisieron manifestarse de manera pública esperando a la resolución final en los juzgados, pero todo apunta a que los servicios jurídicos blanquiazules entienden que los 30.000 euros son el finiquito del contrato que unía a las partes y que la aceptación de tal pago supone la desvinculación entre ambas.

“Al juicio ya le han puesto fecha: será en abril, el día 13, y se trata de un tema de la Justicia. Cuando llegue el momento, ya se verá qué sucede”, dijo hace algunas fechas David Amaral en la presentación del libro Los Ascensos del Tenerife, después de que en el pasado verano, con la llegada a la entidad de Pedro Cordero, Amaral tuviera que abandonar la misma.

El de Arico ha mantenido silencia en todo lo referente al conflicto entre ambas partes y se ha mantenido al margen también en lo deportivo. “El proyecto es el que está en marcha y solo deseo que este proyecto llegue a buen puerto”, ha dicho.