X
ENTREVISTA >

Bermúdez: “Quiero que Santa Cruz tenga una zona Maremagnum como Barcelona”

   

Bermúdez se convirtió en alcalde gracias al pacto firmado por CC-PNC-CCN y el PSOE. / SERGIO MÉNDEZ

NANA GARCÍA | Santa Cruz de Tenerife

José Manuel Bermúdez Esparza (Santa Cruz de Tenerife, 1966) accedió a la alcaldía de la capital tinerfeña cierra 2011 con una petición clara de sus vecinos: una necesaria renovación de gobierno y un cambio de modelo. “Si tuviera que ponerle una frase a estos seis meses diría que Santa Cruz se mueve en la dirección correcta”, confiesa. En sus primeros seis meses de mandato, Bermúdez ha querido convertirse en líder, “con todas las dificultades económicas”, de la reactivación en el municipio de una nueva “ilusión” basada en la “cercanía”.

-Usted mostró su satisfacción por aprobar el jueves el presupuesto para el ejercicio de 2012, unas cuentas que según la oposición reflejan una situación crítica del Ayuntamiento. ¿A qué se enfrenta Santa Cruz el próximo año, en 2012?

“El proyecto de presupuestos ya refleja una voluntad, y es que de cada 10 euros, 7,5 van a cuestiones que tienen que ver con las familias, cuestiones de carácter social. Ahora, nosotros no podemos ocultar que hay unas circunstancias económicas en Santa Cruz, en Tenerife, en Canarias y en España que condicionan el presupuesto. Hay que recortar el gasto. Sin embargo, lo hemos hecho sin que eso sea a costa de las personas que más lo necesitan. Es a costa de recortar en determinadas cosas que no son importantes, y todo ello incluyendo las partidas presupuestarias que antes no se presupuestaban”.

-El presupuesto sienta las bases de un modelo que prima a las personas pero ¿no cree que es mejor darle a quien lo necesita la caña para enseñarle a pescar antes que el pescado ya limpio?

“Claro, pero es que nosotros no renunciamos a eso. La labor de fomento, de reactivación económica de la ciudad es uno de nuestros trabajos diarios. Hemos facilitado la aplicación de la Directiva Bolkestein que no se aplicaba en Santa Cruz para poner las cosas más fáciles al pequeño empresario. Contamos con la declaración de Zona de Interés Turístico (ZIT) que permite abrir los domingos y festivos a los comercios y prorrogar el cierre del sector del ocio. Estamos generando iniciativas que reactiven económicamente la ciudad pero estoy muy a la expectativa de lo que va a ocurrir en el Gobierno de España porque, en gran medida, la salida de la crisis económica no va a venir por las políticas municipales, sino por las políticas de Estado que se marquen”.

-¿Cuál es la primera medida que espera del nuevo gobierno del Estado?

“¿Quién va a solucionar el tema de la deuda financiera, el déficit público? Rajoy tendrá que buscar una fórmula que nos sirva para todos. En el caso de Santa Cruz tenemos una ventaja, y es que hay una alta deuda con proveedores, pero una baja deuda financiera con bancos. Si el ministerio nos autorizara, podríamos convertir la deuda de proveedores en deuda bancaria, de tal manera que nos endeudaríamos un poco más para que nuestros proveedores reciban el dinero del Ayuntamiento y eso mantenga y cree puestos de trabajo”.

-Una de las medidas que Rajoy ha anunciado que hará es reformar la función pública. ¿De qué manera cree que puede afectar al Ayuntamiento de Santa Cruz?

“Hay que hacer una reforma en profundidad de las administraciones públicas, la modernización de sus competencias y, sin duda, esa reforma pasará por darle más recursos para ejecutar las competencias que están más cercanas a la gente. Los Ayuntamientos son la pieza clave de todo el servicio público que llega directamente al vecino”.

-La Corporación está elaborando un plan estratégico para el municipio. ¿Han tenido en cuenta la reestructuración del modelo administrativo y económico actual?

“Por supuesto. El plan estratégico de Santa cruz se realizó hace unos años y ahora se está actualizando porque las circunstancias económicas han cambiado y por lo tanto definir otra hoja de ruta diferente. El plan estratégico, y el consejo social que convocaremos en enero marcarán la hoja de ruta del nuevo modelo económico de Santa Cruz, un modelo que va a seguir basándose en la capitalidad, en el comercio, pero que tiene en el turismo y en ciertos nichos de empleo”.

-¿Cuáles son las principales líneas sobre las que se asentará este nuevo modelo?

“Nosotros siempre hemos sido una ciudad comercial, por lo tanto, esa vocación está dirigida al sector servicios. Pero también somos capital y somos la sede de muchas administraciones, de muchas entidades financieras. Pero nos queda una pieza muy importante: para nosotros es fundamental el turismo. Ese es un objetivo estratégico que nos va a poner en valor la ciudad y va a poder crear empleo. Por eso el proyecto de la Dársena de los Llanos es un proyecto también turístico que va unido al comercio y a la recuperación de algo que el chicharrero anhela profundamente que es el mar”.

-¿Es hacia este punto donde crecerá la capital una vez se sufraguen los problemas económicos?

“Primero, está dentro del pacto de gobierno con el PSOE, pero para mí sigue siendo el proyecto a medio plazo más importante que pueda tener Santa Cruz. Reconvertir una zona que ahora mismo es portuaria y hacerla ciudad al lado del mar debe ser un objetivo irrenunciable para este grupo de gobierno y voy a hacer todo lo posible por sacarlo adelante”.

-¿De qué manera pretenden hacerlo si el Ayuntamiento no cuenta con presupuesto para inversión?

“Seguimos con un proyecto donde lo público y lo privado se unan, pero básicamente mediante un sistema público-privado, con la Autoridad Portuaria evidentemente liderando el tema,y con concesiones que nos permitan la ampliación del puerto deportivo actual”.

-¿Con qué capital de provincia le gustaría que se pareciera Santa Cruz: con Barcelona, Madrid, Bilbao o Las Palmas?

“Sin duda, por la apertura al mar, a Barcelona. Me gustaría que Santa Cruz tuviera una zona como la zona portuaria Maremagnum o el Puerto Olímpico. Me gustaría que Santa Cruz tuviera una zona pegada al mar donde el vecino pueda disfrutar y pasear”.

-¿Cómo se puede llegar a un equilibrio entre la contención del gasto, las demandas de los ciudadanos y el desarrollo económico y urbanístico de la ciudad?

“Lo primero, hay que ser un Ayuntamiento cercano a la gente. Hay que escuchar mucho y hay que explicar mucho porque el vecino comprende. Nosotros queremos en Santa Cruz incentivar la cultura del detalle. Hay cosas pequeñas en los barrios y en las calles que se pueden arreglar y que suponen un cambio cualitativo que hacen que el vecino perciba que no hay dejadez. El equilibrio, entonces, está en la cercanía. En este Ayuntamiento la dejadez y la desidia no es una opción”.

-Como alcalde de la ciudad, ¿con qué suele quedarse, con las felicitaciones o con las críticas que le hacen por la calle?

“Me suelo quedar más con la crítica, sobre todo si es constructiva y está bien fundamentada, aunque una felicitación siempre viene bien”.

-¿Peligra el pacto de gobierno actual?

“En absoluto. El pacto de gobierno está más sano que nunca. Estamos trabajando a tope y ambos partidos estamos cómodos gobernando, más incluso de lo que pensábamos que íbamos a estar y eso a lo mejor a algunos del mundo de la política y del periodismo no les gusta. Francamente, era el mejor acuerdo posible para Santa Cruz y estoy muy contento de dirigir ese equipo de Gobierno que funciona convenientemente. Con problemas derivados de la gestión pero no entre partidos. No ha habido necesidad de reunir a la comisión de seguimiento del pacto una sola vez en este tiempo”.

-¿Cuánto daño han hecho los problemas judiciales al municipio de Santa Cruz de Tenerife?

“Los problemas judiciales tenemos que resolverlos, siempre en beneficio del interés general de Santa Cruz y del propio Ayuntamiento. En los asuntos de dinero vamos a ser muy beligerantes, vamos a pelear cada una de las sentencias y cada uno de los euros para que el vecino no tenga que pagar. Además de eso, lo que tenemos que hacer es no generar procesos judiciales, cultivar dentro de la casa la cultura de hacer las cosas bien desde el principio, porque si hay sentencias judiciales en contra del Ayuntamiento será porque algo no hemos hecho bien”.

-¿Necesita la ciudad también ese orden?

“No creo que Santa Cruz de Tenerife necesite más disciplina hoy en día. Debemos fomentar en la capital más la cultura de la convivencia. La convivencia significa querer más a la ciudad y tolerar un poco más lo que el vecino hace”.

José Manuel Bermúdez, alcalde de la capital provincial, fotografiado en la misma dársena de Los Llanos. / DA

[apunte]

Balance de 2011

Presupuesto reducido. En el 2,5% y prestando atención a los asuntos sociales.

Control del gasto. Reducción del 7% en casi todas las áreas.

Financiación privada. Búsqueda para contribuir a mejorar la gestión.

Escollera de San Andrés. Desbloqueo con Costas y la Autoridad Portuaria.

Plan de accesibilidad. Se eliminarán las barreras para los discapacitados.

Dinamización. Apoyo a los empresarios con iniciativas conjuntas.

Limpieza. Un servicio que precisa ser mejorado.

Personal. Se ha respetado al 100% la plantilla y las retribuciones de los funcionarios.

Viviendas. Plan de rehabilitación y reposición aprobado con partidas ya garantizadas.

Parque Tecnológico. El Parque Tecnológico de Cuevas Blancas, cuya obra comenzará a ejecutarse el año que viene, será un nicho de empleo en el área Suroeste del municipio.

Personas sin hogar. Se ha creado una comisión de seguimiento de personas sin hogar. Se ha mejorado la gestión del albergue y se ha logrado la implicación de otras administraciones.

Parque Viera y Clavijo. Se logra el compromiso de la Viceconsejería de Cultura para rehabilitar el edificio y se abre la zona verde a la ciudadanía.

Pacto de Gobierno. Otorga estabilidad al municipio, a pesar de las críticas.

PGO. Se aprobará en el primer trimestre del año y se dará solución al fuera de ordenación.

Mar. Se mejorará Las Gaviotas, Las Teresitas y Valleseco, y se emprenderá el proyecto de la Dársena de los Llanos.

[/apunte]