X
ECONOMÍA >

Canarias, la administración morosa

   

MARÍA FRESNO | Santa Cruz de Tenerife

La administración canaria es una de las más morosas de todo el territorio nacional. Según datos de la Asociación de Trabajadores Autónomos de Canarias (ATA), la Comunidad tarda una media de 159 días en pagar sus facturas y los ayuntamientos rozan el año, con 330 días.

Con estos periodos de pago, el Archipiélago incumple claramente con la ley de morosidad que establece, para este año, un plazo de 85 días para el sector privado y 50 para el público. Un periodo que deberá reducirse progresivamente hasta alcanzar en 2013 el plazo de 60 días para el sector privado y 30 para la administración pública.

Sin embargo, desde el Gobierno regional se insiste en que Canarias es una de las comunidades españolas que más pronto paga y que menos debe a pymes y autónomos y sitúa el plazo medio de pago a proveedores entre los 40 y los 50 días, cumpliendo así con la ley de morosidad.

Unos datos que para el presidente de ATA en Canarias, Juan Carlos Arricivita, no son reales. “El Gobierno cuenta los días desde que el expediente llega al departamento de gestión, cuando la ley establece que el plazo empieza desde que se termina de prestar el servicio y se presenta por registro la factura”.

Arricivita explicó que, según la ley, “la administración tiene que pagar a los 50 días aunque el expediente no esté finalizado y si después el autónomo tiene que devolver dinero, o la administración pagar más, pues se arreglará, pero primero debe pagar”.

Canarias no es la única que tiene este comportamiento tan moroso. A nivel estatal, el 90% de las administraciones públicas incumplen con esta ley. Según un informe de la Federación Nacional de Trabajadores Autónomos, sólo el 11,8% de los trabajadores tarda menos de 90 días en cobrar las facturas emitidas al sector público.

Estas cifras se tornan aún más preocupantes cuando se comprueba que uno de cada dos autónomos (el 51%) tiene que esperar más de seis meses desde que emite una factura a una administración pública hasta que la cobra, tiempo de espera que, para el 23,4%, supera el año.

A nivel europeo la situación empeora aún más. España, con una media de 159 días, se coloca justo detrás de Italia, con un plazo medio de 188 días, y de Grecia (175), cuando la media en la Unión Europea (UE) es de 82 días. En la otra cara de la moneda se encuentran países como Finlandia, Alemania o Suecia, donde un autónomo tiene que esperar únicamente entre 25 y 36 días, respectivamente, para hacer efectivo el cobro de una factura con la administración. A todo esto hay que unir el hecho de que, este año, es el segundo que el Gobierno canario cierra el ejercicio presupuestario en noviembre, “lo que significa que no vamos a cobrar, aunque presentemos la factura, hasta el próximo mes de enero”, detalló Arricivita.

Esto hace que a 1 de noviembre de 2011, las administraciones públicas tengan contraídas con los autónomos una deuda de 15.229 millones de euros. En la comunidad canaria, esta cifra se eleva el 4,7% y se sitúa en los 516 millones de euros.

Por comunidades autónomas, Cataluña (2.708 millones de euros), Andalucía (2.489), Comunidad Valenciana (1.729 ) y Madrid (1.615) son las comunidades con mayor deuda con los autónomos. Estas cuatro comunidades concentran el 56,1% del total de las obligaciones con la administración. A estas cuatro regiones les siguen, en cuanto a sector público con los autónomos: Galicia (1.037 millones de euros), Castilla y León (861), Castilla la Mancha (727), País Vasco (689), Murcia (623) y Aragón, con una deuda de las administraciones públicas que se cifra en torno a los 522 millones de euros. Con obligaciones inferiores a los 500 millones se sitúan Extremadura (493 millones), el Principado de Asturias (390), Islas Baleares (387) y Cantabria (187).

Por último, se encuentran La Rioja con 69 millones y la Comunidad Foral de Navarra (159 millones de euros), donde las administraciones públicas son las más cumplidoras y su deuda, para con los autónomos y microempresas, no supera los 200 millones de euros. Por su parte, ATA estima que las deudas de las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla se cifran en torno a los 13 millones en el primer caso y 15 millones de euros en el segundo.

Analizando los datos en los últimos seis meses, el informe de ATA revela que la deuda de las administraciones vuelve a cumplir un récord histórico, pasando de los 14.983 millones adeudados a autónomos y microempresas en agosto a los 15.229 de noviembre, lo que se traduce en 246 millones de euros más y un crecimiento del 1,6%.

Asimismo hay seis comunidades autónomas en donde las obligaciones que mantienen las administraciones públicas con los autónomos ha descendido en el último trimestre, siendo Cantabria la comunidad que ha liderado este descenso, con una reducción de la deuda del 6,7%. El resto de autonomías, lejos de disminuir el compromiso contraído con los autónomos, lo han incrementado en los tres últimos meses siendo, porcentualmente, Asturias la menos cumplidora.

[apunte]

Responsabilidad

El presidente de ATA en Canarias, Juan Carlos Arricivita, coincidió con su homólogo a nivel nacional, Lorenzo Amor, y apuntó que son los autónomos los que “estamos financiando a las administraciones públicas cuando debería ser al revés”. El sector público, prosiguió, “con su morosidad, se ha convertido en el principal foco de destrucción de empleo”. Por ello desde ATA se pide, especialmente a los ayuntamientos, que hagan un “ejercicio de responsabilidad” y que recurran a las nuevas líneas de financiación ICO morosidad puesta en marcha desde el mes de julio pasado para saldar las deudas pendientes con los autónomos.

[/apunte]