X
sucesos >

Condenado a tres años de alejamiento y una multa de 6.350 euros por quemar el felpudo de la casa de su exesposa

   

EFE | Valladolid

La Audiencia de Valladolid ha condenado a un hombre, M.I.P.G., a pagar una multa de 6.350 euros y a tres años de alejamiento de su exmujer, por un delito de daños cometido al prender el felpudo de la casa de su exesposa.

El magistrado presidente de la Sala ha adelantado hoy el fallo de viva voz tras el acuerdo al que han llegado las acusaciones pública y particular y la defensa del encausado, de 39 años, cuando ocurrieron los hechos, que ha reconocido los hechos por los que iba a ser juzgado y se ha mostrado conforme con la condena.

El suceso por el que iba a desarrollarse la vista oral, que finalmente no llegó a celebrarse ante el acuerdo entre las partes, ocurrieron de madrugada, sobre las 04:20 horas, la noche de Reyes de 2009.

Aquella noche, el acusado quemó el felpudo de la entrada de la vivienda de su exmujer, quien residía en la casa con su hija menor de edad.

El fuego quemó parte del felpudo y de la puerta del domicilio, al que tuvieron que acudir agentes de la Policía Local, que pudieron apagar el incendio, que generó mucho humo, con una botella de agua mineral, han explicado a EFE fuentes del caso.

Aunque en principio la pena por un delito de incendio es muy superior a la finalmente impuesta, el fiscal no acusó de este delito sino de daños por un incendio, ya que un informe pericial desveló que sólo podía quemarse la chapa de la puerta, debido a que el interior estaba compuesto por un tablero ignífugo.

Por este motivo, en función del informe pericial, se descartó que el fuego pudiera haberse propagado y por tanto no existió peligro para las personas -ese riesgo hubiera conllevado una acusación por delito de incendio en lugar de por un delito de daños-.

En concreto, la Audiencia ha impuesto una pena de nueve meses de prisión, que se sustituirá por dieciocho meses de multa a razón de cinco euros al día -2.700 euros- por un delito de quebrantamiento de medida de alejamiento.

Ha impuesto además un año de prisión, que se sustituirá por dos años de multa a una cuota diaria de cinco euros -3.650 euros- y tres años de alejamiento de su exmujer a no menos de quinientos metros de ella, de su casa y su lugar de trabajo.