X

Critican impagos a trabajadores de seguridad de La Candelaria

   

DIARIO DE AVISOS | Santa Cruz de Tenerife

La Federación de Empresas de Seguridad del sindicato UGT en Tenerife denunció ayer que la empresa Esabe Vigilancia debe el mes de noviembre y la paga de diciembre de unos 50 trabajadores del Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria.

Desde el sindicato se explicó que una nota de prensa que los responsables de seguridad del citado centro hospitalario, así como los del centro ambulatorio de Tomé Cano y los del Hospital del Tórax están “en vilo” a la espera de que la Consejería de Sanidad les aclare en qué situación van a quedar a partir del 31 de diciembre, fecha en la que finaliza el contrato de adjudicación de la empresa en la que trabajan, Esabe Vigilancia, ya que de momento ninguna otra organización se ha interesado por hacerse cargo de este servicio, toda vez que el concurso para el mismo quedó desierto.

En este sentido, el delegado de UGT del comité de empresa de la referida compañía, Antonio Brito Rodríguez, denunció en el mismo comunicado el “retraso reiterado de salarios, dobles pagas y la deuda de más de cinco meses de horas extras, que además no cotiza a la Seguridad Social, ni a la Hacienda Pública”. Además, Brito señaló que en estos momentos medio centenar de trabajadores de seguridad no han cobrado el mes de noviembre ni la paga extra de diciembre, “sin que se les haya dado ninguna explicación al respecto”.

Por este motivo, desde la organización sindical criticaron la “desidia” de la Gerencia del Hospital de La Candelaria, que, según UGT, “ni se molesta en saber cual es la situación de los trabajadores, ni tampoco si han cobrado o no los salarios que les adeudan”. Además, reiteraron que dicha Gerencia no ha recibido a los representantes de los trabajadores para darles una explicación y abordar una posible solución, después de hacerles llegar la solicitud de entrevista para dialogar.

Desde UGT también quieren indicar que esta empresa ha sido ya sancionada a nivel nacional en varias provincias por “abusos, irregularidades e incumplimiento” del vigente convenio colectivo de Esabe Vigilancia.

“Es una empresa que ofrece sus servicios por debajo del mínimo indispensable, con contratos basura a media jornada, que en la realidad terminan haciendo más del doble de horas y cobran en dinero “negro”, asegura UGT.