CONTROL STOP >

Deporte canario ¿quo vadis? > Álvaro Díaz

El partido no ha comenzado, pero ya todos conocen el resultado. El tijeretazo a federaciones, clubes y competiciones deportivas que ha puesto sobre la mesa el Gobierno de Canarias en sus Presupuestos para 2012 encontró el lamento propio de un daño inesperado e irreparable plasmado en el manifiesto presentado en el Parlamento de Canarias por la comisión creada al efecto por las Federaciones, escrito que advierte sobre la gravísima situación en la que quedará el deporte canario y que ha sido consensuado por casi las 60 territoriales. No va más: recortes en subvenciones nominadas y en inversión en programas para el desarrollo del deporte.

Sorprende también que la inversión en infraestructuras deportivas será siete veces mayor que la suma dedicada a las 113 federaciones y clubes de categoría nacional y el triple que lo dedicado al desarrollo de los programas, entre ellos el de ayuda al desplazamiento interinsular y a la Península de nuestros deportistas. Y es que mientras los encargados de gestionar los recursos públicos siguen montados en los cómodos coches oficiales, los deportistas se quedan en tierra porque no hay dinero para coger el avión. Lo dicho, ¿dónde vas, deporte canario?