X
EL HIERRO > CONVIVENCIA CON EL VOLCÁN

Desciende la emisión difusa de dióxido de carbono del volcán de El Hierro

   

Evolución temporal de la emisión difusa de dióxido de carbono (CO2) en la Isla de El Hierro (círculos rojos) registrado por el INVOLCAN y del número de sismos diarios localizados de magnitud superior a 1,7 por la Red Sísmica Nacional (IGN)

EFE | Santa Cruz de Tenerife

El Instituto Volcanológico de Canarias (Involcan) ha confirmado el descenso en la emisión difusa de dióxido de carbono (CO2) a la atmósfera por el volcán de El Hierro al pasar de unas 115 toneladas diarias a fines de noviembre hasta las 31 toneladas que se registran actualmente.

Desde julio científicos del Instituto Tecnológico y de Energías Renovables del Cabildo de Tenerife, y que en la actualidad forman parte del Involcan, han realizado más 10.500 medidas de flujo difuso de CO2 en la isla de El Hierro, según informa en un comunicado la Dirección General de Seguridad y Emergencias del Gobierno canario.

Este registro a la baja de la emisión difusa de CO2 sugiere una potencial pérdida de presión de este elemento en el sistema volcánico-magmático-hidrotermal existente bajo la isla, añade.

Estos resultados son coherentes con los registros de la actividad sísmica así como con los desplazamientos horizontales y verticales que se están registrando a través de redes instrumentales permanentes.

Asimismo el Instituto Geográfico Nacional ha confirmado a la dirección del Plan Especial de Protección Civil por Riesgo Volcánico que ayer la señal del tremor se mantuvo similar a la del viernes y mantuvo una amplitud constante, con algunos pulsos de forma intermitente aunque en menor cantidad que los días precedentes.

En cuanto a los terremotos, el sábado se registraron tres movimientos, ninguno de ellos sentido por la población, y estuvieron localizados en el municipio de Frontera, en el entorno de Los Llanillos.

Respecto a la deformación del terreno, mantiene el mismo patrón de los últimos días, siguiendo en general las mismas tendencias de estabilidad tanto en la componente vertical como en las componentes horizontales.

Por lo que se refiere a la mancha que provoca la erupción submarina sobre la superficie del mar, durante la mañana del sábado no se apreciaba la cabecera, aunque si había una zona de tonalidad más clara respecto al mar de fondo.

Sin embargo, por la tarde sí se distinguía claramente la cabecera, indica el Gobierno canario.