X

Ecovidrio asegura que la recogida estará normalizada en dos semanas

   

DIARIO DE AVISOS | Santa Cruz de Tenerife

La recogida y transporte de los iglúes de reciclado de vidrio, gestionado por la entidad Ecovidrio, ha sido concedida recientemente y tras concurso público a una nueva empresa, que desde este mes está adaptándose al nuevo servicio y que en un periodo de unas dos semanas quedará normalizado, informó la empresa en un comunicado de prensa.

Según portavoces de Ecovidrio, “queremos agradecer el apoyo constante mostrado por el Cabildo de Tenerife y los ciudadanos, que han contribuido a esta evolución tan positiva, y nos gustaría seguir animando a que los ciudadanos reciclen cada vez más; si bien esperamos que el servicio de recogida, que está en pleno periodo de adaptación, esté funcionando a pleno rendimiento en el menor plazo posible”.

Ecovidrio es la asociación sin ánimo de lucro que gestiona el reciclado de los residuos de envases de vidrio depositados en los contenedores españoles, entre los que se encuentran los de la provincia tinerfeña. Según los datos obtenidos por esta asociación, la evolución del reciclado en la Isla durante los últimos años sigue una tendencia positiva gracias a la colaboración de los ciudadanos y las administraciones públicas.

Datos positivos

Durante el año 2010 (últimos datos oficiales de Ecovidrio), se reciclaron un total de 9.560.810 kilogramos de vidrio en la Isla, lo que supone un incremento del 61% (3.628.630 kilos más), respecto al vidrio reciclado por los ciudadanos tinerfeños hace cinco años, cuando el total ascendía a 5.932.180 kilogramos.

Un crecimiento aún mayor ha experimentado la dotación de contenedores, pasando de contar con 1.584 iglúes a 3.446 en este último lustro, un 117% más, logrando mejorar el índice de contenerización, que ha variado de un iglú por cada 530 habitantes en 2005 a uno por cada 263 en 2010.

Esta asociación, realiza campañas de sensibilización ciudadana y promueve la prevención estimulando la reducción del volumen de los residuos que se generan. El 100% del vidrio depositado en los contenedores se recicla y es usado para fabricar nuevos envases de este material, logrando beneficios medioambientales.