X
mercado laboral >

El 37,2% de los parados de Canarias tiene un nivel educativo máximo en Educación Primaria

   

EUROPA PRESS | Madrid

La Comunidad Autónoma de Canarias es la segunda región con mayor porcentaje de parados con un nivel formativo máximo en Educación Primaria, con un 37,2%, únicamente por detrás de Andalucía, que tiene un 43,9% de sus desempleados, según el último ‘Informe Regional Agett del mercado laboral’.

Por detrás de las islas está Murcia (34,1%) y C. La Mancha (32%), todas ellas por encima del conjunto nacional (32%). En el otro extremo encontramos a comunidades como País Vasco (16,5%), Navarra (17,6%), Cantabria (18,8%) y Asturias (19%), que presentan tasas de paro para el conjunto de población con un grado máximo de formación en Educación Primaria inferiores al 20%.

Por su parte, en el conjunto de España, un total de 687.900 empleados realizaban algún tipo de formación en el tercer trimestre del año, lo que supone un 13,8% de los casi cinco millones de parados.

Desde la patronal de las agencias de trabajo temporal se señala que en los terceros trimestres suelen darse peores resultados en cuanto a formación y educación, al coincidir con periodos vacacionales. Además, se explica que analizando la evolución interanual en el peso de estos parados que cursan algún tipo de formación, desde 2009 la tendencia ha sido positiva y cada trimestre el porcentaje que se forma es superior en tasa interanual.

Sin embargo, las cifras evidencian que aquellos que tratan de ganar ventaja con más formación son muchos menos en relación al total de parados que antes de la crisis. Así, el máximo de los últimos años se registró en el cuatro trimestre de 2010, con un 18,4%, mientras que en el segundo trimestre de 2006 se llegó al 22,5%.

Según Agett, “es necesario concienciar a la sociedad sobre la importancia estratégica de la formación para soportar mejor los embates de la crisis”, a lo que añade que, “aún es preocupante que el porcentaje de parados que se forman sea inferior al que había antes de la crisis y que colectivos con altas tasas de desempleo no accedan a la formación de manera más proactiva”.

Dicho esto, el informe precisa que aquellos con una menor tasa de paro son los que poseen un título de doctorado, con el 3,8%, seguidos de los que cuentan con educación superior (13%), mientras que estos porcentajes se disparan entre los que cuentan solo con educación primaria (32%) y los que no cuentan con estudios (57,2%).

Del mismo modo, seis de cada diez activos que poseen estudios están en situación de desempleo, mientras que tan solo cuatro entre 100 personas con un doctorado están en el paro.

Más edad, menos ganas de formarse

Por otro lado, el estudio precisa que a medida que la población desempleada aumenta su edad, va perdiendo iniciativa para acceder a la formación. Casi el 40% de los jóvenes menores de 25 años accede a algún tipo de formación, ya sea reglada o no, mientras que solo un 8,1% de los que tienen entre 40 y 44 años sigue el mismo camino y, aún menos, el 2% de los mayores de 55 años lo hace.

Por comunidades autónomas, Andalucía y Canarias lideran las listas de parados en procesos de formación, con porcentajes del 43,9% y del 37,2%, respectivamente. En el otro extremo se encuentran Cantabria (18,8%) y Asturias (19%).

El estudio de Agett también precisa que hasta 1,42 millones de hogares tienen a todos sus activos en paro, con un mayor peso de Andalucía (17,7%), seguida de Canarias (15,9%), Extremadura (13%) y Murcia (12,7%), frente a las que presentan las menores ratios: Navarra (6,2%), País Vasco (6,3%) y Madrid (7,1%).