X
CONVIVENCIA CON EL VOLCÁN >

El año que tembló El Hierro

   

NORBERTO CHIJEB | Santa Cruz de Tenerife

Los herreños y los canarios en general recordarán 2011 como el año en que surgió un volcán submarino en la Isla del Meridiano, en el año en que el que el Mar de las Calmas cedió su nombre y La Restinga perdió su fuente de ingresos. Un año en donde todos comenzamos a aprender cómo se fraguó Canarias y desde julio hasta hoy hemos ido almacenando en nuestro lenguaje nuevos términos hoy ya casi familiares. Todo empezó con una multitud de pequeños terremotos en la zona de El Golfo que arrancaron a mediados de julio anunciando la creación de un volcán, que finalmente nació el 10 de octubre frente a las costas de La Restinga y a unos doscientos metros de profundidad. Desde entonces hasta hoy, todavía activo, aunque estancado en el último mes, el volcán de La Restinga no ha dejado un amplio abanico de términos, nombres y siglas que hoy son familiares y que, al decir de los científicos, debe tener en cuenta una población que vive encima de volcanes.

Tremor

Es un tipo de terremoto característico de los volcanes, causado por el movimiento del magma. Los golpes del magma con las paredes de la cámara magmática o en el conducto de salida, las explosiones de las bolsas de gas o los golpes de los bloques sólidos arrancados y arrastrados en el ascenso contra las paredes de la chimenea volcánica, producen un tipo de vibraciones características, que cuando son detectadas por los sismómetros pueden servir para anunciar la aparición de magma en el exterior.

Terremoto

Seísmo o sismo: es una sacudida del terreno que se produce debido al choque de las placas tectónicas y a la liberación de energía en el curso de una reorganización brusca de materiales de la corteza terrestre al superar el estado de equilibrio mecánico. Hasta el lunes, en El Hierro se habían contabilizado 11.931 sismos desde el 19 de julio, alcanzando los 4,6 grados en la escala Richter, el de mayor intensidad, justo un mes después de la erupción del volcán submarino de La Restinga, a 21 kilómetros de profundidad al noroeste de La Frontera, especulándose entonces con una segunda erupción.

Volcanes submarinos

Son fisuras en la superficie de la Tierra que se encuentran bajo el nivel del mar, y en las cuáles pueden haber erupciones de magma. La gran mayoría de ellos se encuentran en áreas de movimiento tectónico de placas, conocidas también como dorsales oceánicas. Aunque la mayoría de los volcanes submarinos se encuentran en las profundidades del océano, algunos se hallan en aguas poco profundas, y éstos pueden expeler material hacia el aire durante una erupción. Las fuentes hidrotermales, sitios de abundante actividad biológica, están comúnmente cerca de volcanes submarinos.

Piroclasto

Se llama así a cualquier fragmento sólido de material volcánico expulsado a través de la columna eruptiva arrojado al aire durante una erupción volcánica. Petrológicamente los piroclastos son fragmentos de roca ígnea volcánica solidificados en algún momento de la erupción, lo más a menudo durante su recorrido aéreo. En sentido estricto, el término alude a un determinado tamaño de fragmento; se distingue así, por ejemplo, una bomba volcánica de un piroclasto (en sentido estricto), aún cuando en sentido amplio una bomba volcánica tiene carácter piroclástico.

Restingolitas

Nombre informal aplicado al más característico de los productos emitidos hasta la fecha por la erupción submarina que se registra en la actualidad en la isla de El Hierro, son fragmentos flotantes, de tamaño decimétrico -en algunos casos hasta métrico- y formas con tendencia globular, de vidrios volcánicos ligeros. Su presencia en superficie se detectó por primera vez el 15 de octubre, cinco días después de que empezara a registrarse tremor volcánico en la zona de la erupción por parte de los sismógrafos del Instituto Geográfico Nacional (IGN).

Dióxido de carbono

Gas cuyas moléculas están compuestas por dos átomos de oxígeno y uno de carbono. Su fórmula química es CO2. El volcán ha pasado de emitir 115 toneladas diarias en noviembre a solo 30 en estos días.

Pevolca

Plan de Protección Civil por Riesgo Volcánico de Canarias. De reciente creación, su anexo 7 está dedicado en exclusiva a los peligros volcánicos y sus principales defectos. Desde el 19 de julio ha coordinado toda la crisis volcánica en la Isla de El Hierro.

IGN-CSIC

Instituto Geográfico Nacional y Consejo Superior de Investigaciones Científicas. La mayoría de científicos que han seguido y siguen la evolución sísmica en En El Hierro pertenecen a estos dos entidades estatales.

Involcan

Instituto Volcanológico de Canarias. Nació en 2006 para mejorar y optimizar la gestión del riesgo del riesgo volcánico en Canarias y otras zonas volcánicamente activas así como la gestión de las bondades de vivir en una zona volcánicamente activa.

La Restinga

Es un pequeño pueblo marinero, fundado en 1960 por pescadores gomeros, perteneciente al municipio de El Pinar, el más joven de Canarias. Está situada en el extremo sur de El Hierro. En plena costa atlántica, La Restinga constituye el núcleo de población más meridional de toda España. La claridad de sus aguas y la espectacularidad de sus fondos hacen del litoral de La Restinga un lugar privilegiado para la práctica del submarinismo y así, desde el año 1995 ha venido acogiendo hasta catorce ediciones del Open Fotosub, competición de fotografía submarina que atrae a numerosos fotógrafos de todo el mundo. La declaración de la Reserva Marina de La Restinga ha favorecido la biodiversidad submarina sin entrar en conflicto con el de-sarrollo de la pesca artesanal.

Túnel de Los Roquillos

Atraviesa la carretera HI-5, que une Valverde y La Frontera. El túnel fue construido en 2003 y su apertura supuso acortar la distancia entre esos municipios de 32,8 km a 17,2, lo que permitió reducir a menos de la mitad el tiempo del trayecto, que hasta entonces era de 45 minutos, ya que la comunicación transcurría por una carretera secundaria y sinuosa conocida como carretera de la Cumbre. El túnel tiene 2.240 metros de longitud y su ejecución tuvo un coste de casi 30 millones de euros. Su cierre, por desprendimientos en la zona de Las Puntas, causó un enorme daño económico al municipio de La Frontera, principal centro turístico y agrario de la isla de El Hierro.