X
San Sebastián de La Gomera >

El Cabildo renuncia a licitar el complejo del Revolcadero

   

DIARIO DE AVISOS | San Sebastián de La Gomera

El Cabildo de La Gomera ha resuelto renunciar a la licitación para la gestión de la recogida y tratamiento de residuos de la isla por razón de interés público, según se señala en el portal web de la institución.

El Cabildo insular sacó a licitación el pasado mes de octubre el contrato de gestión del complejo ambiental El Revolcadero y el Punto Limpio, en San Sebastián, por importe de 3.213.766,57 euros y un plazo de ejecución de siete años.

El servicio consiste en la recepción de residuos, preparación para su valorización o eliminación, transporte dentro o fuera de la isla, eliminación en el vertedero y la vigilancia de las actividades inherentes a las instalaciones.

Errores técnicos y jurídicos

El decreto explica que la renuncia obedece a que se han detectado en el expediente errores técnicos y jurídicos que conllevarían su nulidad de pleno derecho, toda vez que se causaría unos perjuicios irreparables tanto para los posibles licitadores como para la propia administración insular.

El adjudicatario tendría que aportar instalaciones complementarias a las existentes, equipos móviles, maquinaria y el personal necesario para la prestación de los servicios.

Mientras tanto, el Cabildo de La Gomera trabaja también para la gestión insularizada de otros servicios como la recogida de residuos sólidos urbanos.

Añade que, además, los seis ayuntamientos de la isla presentaron escrito solicitando la paralización del expediente, al considerar que haría inviable las propuestas que estudian para poner en marcha el sistema integral de los residuos que permita una mejora en la prestación del servicio a un coste económico menor.

En tanto subsistan estas razones, la institución ha resuelto renunciar al procedimiento de licitación del expediente para la contratación de la gestión del servicio público.

A su vez, procede a ampliar el plazo de concesión de los contratos en vigor y a favor de la actual empresa adjudicataria del servicio, por tiempo suficiente para la resolución del expediente de la recogida y tratamiento de los residuos de la isla.