X
LA OROTAVA >

El futuro hospital de crónicos, a la espera de la decisión del Cabildo

   

LUIS F. FEBLES | La Orotava

El Ayuntamiento de La Orotava sigue a la espera del pronunciamiento del Cabildo Insular de Tenerife respecto al proyecto de construcción del nuevo hospital de crónicos en la zona conocida como La Boruga, terreno que el Consistorio villero cedió en el año 2008 para la construcción del nuevo centro sociosanitario que vendría a sustituir al actual hospital de la Santísima Trinidad, dada la necesidad de contar con infraestructuras más modernas que permitan una atención de calidad a los usuarios.

Aunque desde la Corporación municipal son conscientes de las dificultades económicas, en varias ocasiones han instado al Cabildo a que se pronuncie y ponga en marcha las obras de construcción de la futura instalación sanitaria.

En mayo del año 2009 se llevó a cabo el concurso de ideas promovido por el Instituto de Atención Social y Sociosanitaria (IASS), del Cabildo de Tenerife, para la redacción del nuevo plan, con el objeto de crear un centro que permita albergar 99 plazas residenciales, y 20 de centro de día. Dicho proyecto, que actualmente se encuentra parado, contempla aproximadamente 13.400 metros cuadrados destinados a la instalación de cinco zonas físicas divididas en área residencial; atención sanitaria y social; servicios generales; dirección y administración; y una zona para apoyos comunes.

Dentro del centro sociosanitario estará el centro de atención diurna, que es una zona específica para la atención a las personas en régimen de estancia de día, ya que sus distintas dinámicas aconsejan la realización de actividades diferentes.

Carencias en las instalaciones

La necesidad de la construcción y puesta en marcha del nuevo centro sanitario se antoja prioritaria ante las carencias que presenta el hospital Santísima Trinidad, también en La Orotava, que atiende a sus pacientes en unas instalaciones que cuentan con más de cien años. En la actualidad, este centro sociosanitario cuenta con 77 profesionales que atienden a un total de 99 usuarios, con una edad media superior a los 65 años. Se trata de pacientes de larga estancia con un alto grado de dependencia para las actividades diarias.