X
consejo de ministros >

El Gobierno congela para 2012 el salario de los funcionarios

   

EFE | Madrid

El Gobierno ha informado hoy a los sindicatos de la función pública de que en 2012 seguirán congelados los salarios de los funcionarios -empleados públicos y personal laboral de la administración-, han confirmado a Efe fuentes sindicales.

Así mismo, el Ejecutivo les ha comunicado que la tasa de reposición (las vacantes que se cubren) de funcionarios en la Sanidad y en las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado será del 10 % en ambos casos, han explicado fuentes de la Federación de Sanidad y Servicios Sociosanitarios de CCOO.

En el debate de investidura de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno se anunció que la tasa de reposición en 2012 sería del 0 %, salvo para los servicios básicos y las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado.

El Gobierno ha convocado hoy la Mesa General de la Función Pública, en la que ha informado a los sindicatos de ambas decisiones, que aprobará hoy el Consejo de Ministros.

El Consejo de Ministros aprobará además la prórroga de los Presupuestos Generales del Estado (PGE), y con ello la congelación del salario de los funcionarios, al tiempo que procederá a la actualización de las pensiones, que subirán a partir del 1 de enero.

Además, dará luz verde a un decreto ley de medidas económicas urgentes, así como a un acuerdo de no disponibilidad de crédito, que limitará los gastos en los que pueden incurrir los diferentes ministerios durante el primer trimestre.

Está previsto que el Gobierno congele en 641,4 euros mensuales el Salario Mínimo Interprofesional (SMI), que supone el suelo retributivo para el sector privado.

Asimismo, se aprobará la oferta pública de empleo para 2012 en la que se reducirá a cero la tasa de reposición de personal en el sector público, salvo en las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y en los servicios básicos.

Todas estas medidas forman parte del primer ajuste parcial, ya que el grueso del recorte que permita a España cumplir con el objetivo de déficit comprometido para 2012 (4,4 % del PIB) vendrá establecido en los PGE que el Ejecutivo planea presentar antes del 31 de marzo.

El Consejo de Ministros aprobará también los nombramientos de un segundo grupo de altos cargos, entre los que figuran al menos seis secretarios de Estado, y propondrá que el nuevo fiscal general del Estado sea Eduardo Torres-Dulce.

El magistrado Fernando Román García será el nuevo secretario de Estado de Justicia; Víctor Calvo-Sotelo, hijo del fallecido presidente del Gobierno Leopoldo Calvo-Sotelo, de Telecomunicaciones, y el juez Ignacio Ulloa Rubio, actualmente letrado del Tribunal Constitucional (TC), de Seguridad.

También están confirmados los nombramientos de otros cuatro secretarios de Estado: Engracia Hidalgo (Empleo); Juan Manuel Moreno (Servicios Sociales e Igualdad); Federico Ramos (Medio Ambiente) y Tomás Burgos (Seguridad Social).

En este segundo Consejo de Ministros se acordarán otros nombramientos relevantes, como los de los directores generales de Instituciones Penitenciarias, Ángel Yuste, que ya lo fue en los ocho años de gobierno de José María Aznar, y del Tesoro, Íñigo Fernández de Mesa.

En cuanto a los subsecretarios, ya están decididas las designaciones de Juan Bravo (Justicia); Jaime Haddad (Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente) y Pedro Llorente Cachorro (Empleo).

Haddad y Llorente son dos de los ocho altos cargos del Gobierno de la Comunidad de Madrid de Esperanza Aguirre que pasan a formar parte del Ejecutivo de Mariano Rajoy.

En la reunión se aprobará, igualmente, la supresión del mando único de la Policía y de la Guardia Civil, y serán nombrados Ignacio Cosidó director general de la Policía y Arsenio Fernández de Mesa director general de la Guardia Civil.