X
nueva estrategia de empleo > presentación al consejo general

El Gobierno ofrece un nuevo plan de empleo carente de dotación presupuestaria

   

Imagen de archivo del Gobierno, sindicatos y patronal, en la pasada legislatura, con el pacto por el empleo. | DA

BEGOÑA AMEZUA | Santa Cruz de Tenerife

El Gobierno de Canarias ofrecerá hoy a los empresarios y los sindicatos la nueva estrategia para luchar contra el desempleo aunque este proyecto carece de fondos para su desarrollo. El Ejecutivo desconoce la financiación que el nuevo Gobierno estatal del Partido Popular (PP) destinará para las políticas activas de empleo en las Islas. En la actualidad, la Consejería de Empleo, Industria y Comercio ya ha trasladado a los agentes sociales regionales la existencia de un recorte inicial de 70 millones de euros de fondos del Estado, un 21,6% del montante global destinado este año para las políticas activas de empleo.

El Consejo General de Empleo, órgano en el que se reúnen el Ejecutivo y los agentes sociales de la Comunidad Autónoma, analizará hoy el borrador de la estrategia canaria para la formación y el empleo 2012-2014.

Este proyecto sustituye al Pacto Social por la Economía y el Empleo de la pasada legislatura y la Consejería en la materia de Margarita Ramos pretende que se apruebe el próximo 23 de diciembre.

Sin embargo las pretensiones de la titular autonómica se pueden ver frustradas si no se asigna la dotación presupuestaria requerida. Una exigencia que depende, principalmente, de la financiación otorgada por la Administración estatal.

En 2011, el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero destinó a Canarias 324 millones de euros para las políticas activas de empleo. Pero las pretensiones del nuevo gabinete estatal de Mariano Rajoy son una incógnita.

En estos momentos, la única certeza existente en las Islas es que el primer recorte de fondos del Estado que sufre esta consejería son los 70 millones de euros correspondientes al extinto Impuesto General por el Tráfico de Empresas (IGTE). Esta cifra es el 21,6% de los 324 millones de euros recibidos este año.

La prórroga de los presupuestos estatales de 2011, como consecuencia de la celebración de los pasados comicios estatales y el calendario previsto para la formación del nuevo Ejecutivo de Rajoy, ponen en evidencia que no será hasta el próximo mes de febrero, por lo menos, cuando el PP comience a elaborar sus propios presupuestos para 2012.

Este escenario se produce, tal y como recoge el borrador de la estrategia regional de empleo, en un momento de “emergencia social en el que se esperan grandes cambios”. El primero de ellos una nueva reforma laboral, cuyas implicaciones se desconocen. Pero además, el documento a valorar hoy en el Consejo General de Empleo se recoge que la estrategia está construida en base a dos tipos de objetivos, los estratégicos y los de participación.

Más adelante detalla que el establecimiento de estos objetivos depende “siempre” de la dotación financiera que “finalmente” se aplique a estas políticas, procedentes del Estado y de los recursos propios del Gobierno de Canarias.

Estos últimos ya se conocen porque el proyecto de ley presupuestario del Ejecutivo regional para 2012, en trámite en el Parlamento, se aprobará definitivamente el próximo 27 de diciembre.

Este departamento cuenta con 341,32 millones de euros para el próximo año.

El Servicio Canario de Empleo (SCE) se lleva 290,72 millones de euros, lo que supone una rebaja del 9% con respecto a los 320 millones de euros del actual ejercicio económico. Ahí ya se descontaron los 70 millones del ITE.

[apunte]

Diez objetivos específicos para tres años

La estrategia de empleo se articula en la consecución de 10 objetivos como son la mejora y la adecuación de las competencias profesionales a las necesidades del mercado, la promoción de la inserción laboral de la población joven, la reconversión y recualificación de los segmentos profesionales en declive y la reducción de la temporalidad.

También el incremento de la oferta formativa de formación profesional, evitar la caída en el paro de larga duración, la modernización del Servicio Canario de Empleo, la optimización del nuevo marco laboral, la generación de confianza en el futuro y el apoyo al crecimiento to empresarial.

Para lograr estos objetivos, entre otros medidas novedosas propuestas, destaca la apertura de servicios integrales de empleo territorializados en zonas deprimidas. Un ejemplo, el que ayer se puso en marcha en el barrio de Añaza de Santa Cruz de Tenerife. Además se busca poner fin a la cultura de la subvención tanto para las empresas como para las corporaciones locales. La obtención de las ayudas podría estar vinculada a la creación de empleo estable.

Otra posibilidad barajada pasa por fomentar a las empresas la contratación de una cuota, a determinar, de trabajadores en prácticas así como las bonificaciones en función de la mayor duración de los contratos.

[/apunte]