X
HALTEROFILIA > CAMPEONAS FEMENINAS

El poder de la fuerza

   

Las deportistas del club lagunero Escuela Tinerfeña celebran su quinto triunfo consecutivo en la Copa de la Reina. / DA

SUSANA NASSER | Santa Cruz de Tenerife

La Escuela Tinerfeña de Halterofilia logró su quinta Copa de la Reina consecutiva con una marca de 361,57, en la XV edición de este campeonato celebrado recientemente en Alzira, Valencia. “Estamos muy contentas y dispuestas a volver a ganarla el próximo año para traernos la Copa a casa”, cuenta la deportista, de 17 años, Atenery Hernández. “Somos las mejores de España”, añade.

El equipo que ya se hizo con la Copa en el 2009, tiene que esperar un año más para traer el galardón a la Isla. “No es hasta el tercer año cuando te puedes traer la Copa a casa; así, venciendo el próximo curso, sería nuestro sexto año”, explica.

La constancia es uno de los pilares de la halterofilia: “En este deporte siempre estás luchando”, señala. “Se basa en fijar un objetivo y saber cuál es la meta que se quiere alcanzar. Se requiere mucha fuerza y mucho sacrificio”, continúa Hernández, campeona de España Sub-17, y cuarta clasificada en el Europeo.

Además se trata de una modalidad de la que destaca la experiencia con “los viajes que se realizan”, porque “conoces muchos sitios nuevos”. Sin embargo, se trata de un deporte “que no está muy visto a pesar de haberse conseguido más éxitos tanto nacionales como internacionales, también en categoría masculina”.

Los propósitos de esta joven deportista para la campaña venidera, se centran, principalmente, en “intentar clasificarme para el Campeonato del Mundo de la categoría junior, así como lograr el pase al Europeo también en junior, e incluso en absoluto”, indica Atenery, quien además tiene la vista puesta en Brasil.

La cualidad que más ha incrementado la tinerfeña al practicar halterofilia es, sobre todo, la fuerza, tanto mental como física. “Antes me rendía muy fácilmente y ahora me ha hecho más fuerte, estoy más centrada en relación a saber qué es lo que quiero”, asegura. “Hay que ponerle muchas ganas a la hora de levantar las pesas”.

Atenery Hernández, que en la actualidad cursa el ciclo formativo de Comercio, comenzó su andadura en la halterofilia con tan solo ocho años. “Yo siempre fui muy deportista, y pensé, por qué no probar en esta modalidad. Poco a poco fui consiguiendo medallas, y de esta forma me enganchó. Es un deporte que engancha; yo lo probé y no me he quitado”, declara. La deportista, que levanta un peso de entre 70 y 88 kilos de máxima, este último en dos tiempos, tiene como misión entrar en “el campeonato de Brasil, ya que Londres 2012 está a la vuelta de la esquina”.

Objetivo: Londres

Por otra parte, su compañera de equipo, Sheila Ramos, cuya marca en la Copa de la Reina alcanzó un nuevo récord, tiene grandes posibilidades de clasificarse para los Juegos Olímpicos de Londres 2012. Según señala su entrenador, Víctor Galván, “Sheila tiene muchas posibilidades de entrar, aunque depende de las plazas que se concedan a la selección española”, explica. “Estamos pendientes de lo que señale la selección”, concluye.

La próxima competición a nivel nacional será el campeonato de clubes que se celebrará el 11 de febrero en Madrid.