X
educación >

El sindicato Anpe exige la pronta convocatoria de la Mesa Sectorial

   

DIARIO DE AVISOS | Santa Cruz de Tenerife

El sindicato de enseñanza Anpe Canarias reclama a la Consejería de Educación del Gobierno de Canarias la pronta convocatoria de la Mesa Sectorial tras suspenderse la prevista para el mes de septiembre “sin ninguna explicación”. “Nos parece un claro motivo de inquietud, puesto que el tiempo apremia y son muchos los asuntos pendientes de incorporar a su orden del día que, por su complejidad, precisarán de varias jornadas de negociación. Nuestra preocupación ha venido aumentando con el paso de las semanas, además, porque el inicio del debate tiene que venir marcado para cada tema por la entrega de los correspondientes borradores de la normativa, cuyo estado actual desconocemos hasta la fecha”, subraya Anpe.

El sindicato destaca que ha “elogiado públicamente el talante, la apertura y la proximidad al profesorado de los actuales dirigentes de la Consejería, insistiendo en la necesidad de archivar el pasado y apostar “por un camino de colaboración ”; sin embargo, precisa que “este amplio margen de confianza concedido al nuevo equipo de la Consejería por parte de los sindicatos educativos está llegando a su final”.

Anpe recuerda que ha presentado a Educación una serie de propuestas “a coste cero” acordes con unos presupuestos “tan restrictivos como los de 2012”. Entre ellas, se hallan el proyecto de Ley de Autoridad del Profesor, la oferta de empleo público docente para 2012, modificaciones en la normativa sobre adjudicación de destinos provisionales, las comisiones de servicios de acercamiento dentro de la isla, la ordenación del profesorado de Secundaria y la revisión del sistema de las listas de interinos.

Auxiliares de conversación

Anpe tampoco se olvida de la situación que padecen los auxiliares de conversación de inglés, cuyo proyecto está congelado. “Nuestra postura está meridianamente clara: ni los alumnos pueden permanecer más tiempo sin recibir la prestación de sus servicios en la enseñanza del idioma, ni los profesionales deben ser los responsables últimos de las irregularidades cometidas en su contratación”.