X
sucesos >

El Tribunal Superior de Justicia murciano confirma la pena de 18 años por tirar a su pareja por la venta

   

EUROpA PRESS | Murcia

La Sala de lo Civil y lo Penal del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Murcia ha confirmado la sentencia de la Audiencia Provincial, en la que se condena a la pena de 18 años de prisión al individuo que en agosto de 2009 asesinó a su pareja tirándola por la ventana, en un domicilio de Molina de Segura.

Así, la Sala ha desestimado el recurso de apelación interpuesto por la defensa del acusado contra la sentencia del tribunal del Jurado, que lo consideró culpable de asesinato por los hechos acaecidos.

En la vista de apelación, celebrada hace unas semanas, el abogado defensor del procesado, Javier Enrique M.T., de nacionalidad colombiana, alegó que el estado depresivo que sufría la víctima “es compatible con el suicidio”.

Expuso, durante el juicio, que la situación que atravesaba la joven, de 23 años, era difícil en tanto en cuanto “había fallecido su hermano en Bolivia, donde también se encontraba su madre enferma, había sufrido un aborto y trabajaba en la economía sumergida cuidando a una persona mayor”; factores éstos que condicionaron, según defendió, el tirarse por la ventana de su habitación.

Al mismo tiempo, calificó la sentencia del Jurado de “arbitraria e irracional”, por cuanto que lo que ocurrió fue que la víctima se quitó la vida.

En los fundamentos jurídicos de la sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, se pone de manifiesto que el Tribunal del Jurado llegó a la conclusión de que los hechos sucedieron en una “larga noche de alcohol y discusiones entre la pareja que derivaron en la agresión súbita del hombre sobre la mujer, que consistió en lanzarla por la ventana sin que pudiera mediar defensa por parte de la víctima debido a la muy superior envergadura y fortaleza física del agresor”.

Aunque apunta la Sala que “tal vez pudieron existir otras posibilidades”, como que la víctima se “lanzara al vacío” o “la cooperación del inculpado en un suicidio decidido por ésta”, se reafirma en que la decisión del Jurado “tiene una base razonable”.

Igualmente, los hechos que acontecieron ese día “encajan en la alevosía, sorpresiva, que impide la reacción defensiva de la víctima”.

Los hechos

La Audiencia Provincial de Murcia condenó a este individuo, después de que el Jurado Popular lo declarara culpable de un delito de asesinato.

En el veredicto, el Jurado consideró probado que este individuo mató a su pareja sentimental, de 27 años y procedente de Bolivia, tirándola por la ventana.

Así, el magistrado presidente lo condenó por un delito de asesinato, con la agravante de parentesco, con la prohibición de comunicación en una distancia no inferior de 800 metros.

Los hechos se remontan al 26 de agosto de 2009, cuando el procesado comenzó a discutir con su pareja sentimental en la vía pública, continuando posteriormente en el domicilio que ambos tenían alquilado en la localidad molinense.

Durante toda la noche, según las conclusiones del Ministerio Fiscal, estuvieron discutiendo y sobre las 6.00 horas, Javier se dirigió a ella “y con ánimo de causar su muerte, de forma sorpresiva y sin posibilidad de defenderse”, la arrojó al vacío por la ventana de la habitación.

La víctima quedó herida grave, ya que un toldo consiguió amortiguar su caída, falleciendo poco después en el hospital.

Acto seguido, Javier Enrique bajó la persiana de la habitación y se marchó a la parada de autobús más cercana hasta dirigirse a Murcia y coger un autobús que llevara a Madrid, donde se presentó en casa de su mujer, de la que estaba separado, de improviso.

Finalmente, el presunto asesino se entregó de forma voluntaria en la comisaría de Leganés (Madrid) y fue conducido a prisión.