X
necrológica >

El último vuelo de Vicente Ramos > Juan Carlos Díaz Lorenzo

   

Vicente Ramos Hernández (Santa Cruz de Tenerife, 1931) emprendió su último vuelo, el más largo, el definitivo, el eterno. Sus restos mortales recibieron cristiana sepultura el viernes por la tarde en su ciudad natal. En la hora de la despedida terrenal -pues la memoria siempre permanecerá inalterable-, queremos rendir un humilde homenaje a una personalidad relevante, con cuya amistad siempre nos sentimos muy honrados.

Comandante de Iberia desde 1959 a los mandos del mítico DC-3, lo fue también del Fokker F-27, Caravelle, DC-9 y Boeing B-747. Tenía en su haber 24.500 horas de vuelo y en su última etapa profesional contabilizó 350 viajes de cruce del Atlántico como comandante del gigantesco Jumbo.

Vicente Ramos Hernández -conocido en el mundo aeronáutico con al apodo cariñoso de Ramitos- y Constantino Tino Rubio Lorenzo, comparten el protagonismo de ser los primeros pilotos comerciales nacidos en Canarias y, en concreto, en Santa Cruz de Tenerife el primero, y en Valverde de El Hierro, el segundo. Su reconocida cualificación profesional hizo que la Dirección de Operaciones de Iberia le designara para desempeñar varios cargos de responsabilidad, entre ellos los de inspector y jefe de Flota de DC-3; jefe de Flota del Fokker F-27, jefe de Control de Red de Canarias, jefe de Operaciones de Iberia en Canarias e inspector de Calidad de la Dirección de Operaciones de Iberia en Canarias.

Vicente Ramos colaboró de manera activa en numerosas ocasiones en el asesoramiento y elaboración de informes técnicos a autoridades, a requerimiento, entre otros, de Manuel Fraga y Carlos Pérez de Bricio, en sus respectivas etapas como ministros de Información y Turismo e Industria, así como el presidente del Cabildo Insular de Tenerife, José Miguel Galván Bello, para la designación del emplazamiento del actual aeropuerto Tenerife Sur, importante instalación que en unión de la autopista del Sur, asimismo promovida por el recordado político tinerfeño, tanto ha significado en el desarrollo turístico de la Isla.

A mediados de la década de los setenta, Vicente Ramos desempeñó una intensa actividad en colaboración con Juan Fuentes Bertrán, entonces delegado regional de Iberia en Canarias, y con el jefe de Mantenimiento, Antonio Sendín, en la organización de la red aérea interinsular, dotada de aviones turbohélices Fokker F-27, que llegó a alcanzar una programación diaria de 80 vuelos y una oferta de 3.520 plazas. La flota Fokker en Canarias alcanzó un elevado grado de popularidad, hecho que se acrecentó con la familiaridad de sus tripulaciones técnicas y auxiliares, entre los que se encontraba, además de Vicente Ramos, otro comandante de Iberia de reconocido prestigio, también tinerfeño, Álvaro González Tarife, que entonces desempeñaba el cargo de inspector de vuelo.

El desarrollo aeroportuario de Canarias, con la construcción de los nuevos aeropuertos de La Palma, El Hierro y Fuerteventura, así como las mejoras realizadas en los principales aeródromos del Sahara español, además de participar en las reuniones técnicas preparatorias, motivó su intervención directa en la inauguración de cada uno de ellos pilotando el primer vuelo del Fokker F-27.

Descanse en paz el muy querido y admirado amigo Vicente Ramos Hernández. Un abrazo muy fuerte para su viuda, Marisol Martín Barrera, y a su hijo Juan Ramos Martín. Nos quedará siempre la satisfacción inmensa de haber conocido a un extraordinario aviador y una persona ejemplar y entrañable.

www.juancarlosdiazlorenzo.com