X
SANIDAD >

En 2011 se han marchado fuera 108 médicos que ejercían en la provincia

   

JOSÉ LUIS CÁMARA | Santa Cruz de Tenerife

La política de austeridad impuesta por el Gobierno de Canarias, y el consiguiente recorte para personal llevado a cabo por la Consejería de Sanidad del Ejecutivo autonómico ha provocado que cada vez sean más los profesionales que estaban ejerciendo en la provincia que han decidido marcharse. Y no sólo se trata de jóvenes que se han trasladado a otras provincias para poder trabajar; también muchos extranjeros han iniciado una especie de operación retorno de consecuencias impredecibles.

En concreto, según datos ofrecidos a este periódico por el Colegio Oficial de Médicos de Tenerife (Comtf), en lo que llevamos de año 69 facultativos se han trasladado desde nuestra provincia a otro lugar del Estado. Además, otros 39 han cursado baja porque se han marchado del país. En total, 108 médicos que se han ido fuera. En su mayoría, se trata de profesionales que se encontraban realizando sustituciones o cubriendo bajas de manera temporal, cuyos contratos no han sido renovados o han sido asumidos por médicos residentes (MIR). Según fuentes consultadas por este periódico, esta singular fuga de cerebros está siendo especialmente significativa en algunas especialidades, como Pediatría, Oncología o Cirugía, y podría incrementarse el próximo ejercicio, ya que el tijeretazo en materia del personal (unos 50 millones de euros) provocará que no se cubran muchas plazas, tanto en Atención Primaria como Especializada.

El presidente del Comtf, Rodrigo Martín, ha manifestado en varias ocasiones que en Canarias “no hacen falta más médicos, sino una mejor organización del sistema sanitario”, aunque, en su opinión, ni el Ministerio ni las consejerías de Sanidad “quieren hablar” de esta reorganización, puesto que ello requeriría un “coste político” y una formación sanitaria de los gestores que “no tienen”.

En la misma línea se manifiestan desde la Organización Médica Colegial (OMC), donde reiteran que que “el problema es que la oferta laboral de algunos sistemas regionales de salud no es atractiva para los especialistas”. “Una cosa es los médicos de los que se dispone en España y otra son los que están empleados en los sistemas regionales de salud y las condiciones que se les ofrece”, recalca el doctor Juan José Rodríguez Sendín, secretario general de la OMC. Según él, el número de médicos en nuestro país por 100.000 habitantes está a la cabeza de los países del mundo desarrollado. Pero ello no se traduce luego en el día a día en los hospitales y los centros de salud. Entre las posibles soluciones, el responsable de la OMC considera que serían necesarios “cambios estructurales importantes”, así como un nuevo sistema retributivo y de incentivos por desempeño. “Hay que describir dónde están los déficit, e incluso los excesos, buscando cuáles son los sistemas que nos permitirán redistribuir mejor a estos profesionales”, subraya Juan José Rodríguez Sendín, quien incide en que, pese a ser un problema “diagnosticado” desde hace más de cuatro años por el Ministerio, “hay mucho por hacer”, ya que “no se ha hecho absolutamente nada por solucionarlo” dentro del Sistema Nacional de Salud (SNS), “acostumbrado a tener una lista de médicos desempleados de los cuales echa mano periódicamente”.

Instó a los responsables regionales de Sanidad a que realicen “ofertas atractivas” que motiven a los médicos españoles que se encuentran fuera de nuestras fronteras y a aquellos que se encuentran desempeñando la medicina en España, pero fuera del SNS, que se estima son casi el 49% de los médicos.