X

En busca de una presidencia

   

Así, la presidencia de CC está ahora en el punto de mira. Lo cierto es que en CC ese puesto nunca ha tenido importancia porque todo el mundo sabía, y aceptaba, que era otro el que mandaba. Ahora, viendo que las tornas están cambiando y que uno de los graves problemas de los nacionalistas es la falta de un partido sólido, el adiós de Claudina Morales -alias ni fú ni fá- se ve en algún que otro sector del nacionalismo como una oportunidad de que la organización, como tal, tenga más poder. Y para ello hace falta una figura que la presida y esté dispuesta a ejercer. Nombres, pocos, sobre todo, porque hay que “jubilar” a los de siempre. Mucho miran hacia una zona bastante fresquita de Tenerife para esa misión. Pero allí, en esa tierra media, sí que hay silencio en torno al asunto. Vamos, que “ni de coña”, pero por ahí tratarán de convencerlo.