X

España defiende ayudas a regiones intermedias y a Canarias en presupuestos de la UE

   

EFE | Bruselas

El Gobierno español en funciones defendió este lunes la creación de regiones intermedias para que Andalucía, Castilla-La Mancha, Galicia y Murcia puedan seguir beneficiándose de los fondos europeos y que las ultraperiféricas como Canarias tengan la naturaleza equivalente a regiones objetivo de convergencia.

El secretario de Estado para la Unión Europea, Diego López Garrido, reafirmó en el Consejo de Asuntos Generales de la UE el enfoque de España de cara a las negociaciones el próximo año del presupuesto multianual 2014-2020 comunitario, dado que la categoría de regiones intermedias fue cuestionada por la mayoría de las delegaciones, según el informe de la Presidencia polaca sobre las consultas mantenidas durante el segundo semestre.

“Hemos reafirmado nuestro enfoque, teniendo en cuenta que vamos a ser contribuyentes netos, ya no receptores netos de fondos a partir de 2014, y queremos que esta salida del objetivo de convergencia para importantes regiones españolas se haga de forma gradual y no abrupta”, señaló en rueda de prensa.

España espera que Andalucía, Castilla-La Mancha, Galicia y Murcia, “puedan seguir manteniendo al menos dos tercios de lo que han venido recibiendo” en los últimos años, dijo. De acuerdo con López Garrido, España cuenta en principio con el apoyo de los 14 países que forman el llamado grupo de cohesión.

La Comisión Europea ha propuesto, y el Parlamento Europeo lo ha aprobado, la creación de una categoría de regiones intermedias que podrán seguir beneficiándose de los fondos europeos, pese a superar el objetivo de convergencia, y entre las que figurarán precisamente estas cuatro comunidades españolas.

La Comisión ha propuesto destinar 39.000 millones de euros para apoyar durante el periodo 2014-2020 a las regiones de transición, es decir, aquellas cuyo Producto Interior Bruto (PIB) per cápita se sitúa entre el 75 % y el 90 % de la media de la UE.

López Garrido también ha pedido que las Regiones Ultraperiféricas (RUP), en este caso Canarias, “tengan la naturaleza equivalente a regiones objetivo de convergencia, que sean consideradas así dada su especial situación geográfica, las limitaciones y desventajas que tienen”, precisamente por su ubicación.

Por otra parte, ha insistido en la necesidad de que las políticas de I+D+i tengan en cuenta a países como España, que hace un gran esfuerzo para llenar la brecha tecnológica e ir hacia la convergencia en tecnología, pero que no se encuentra todavía ni entre los mejores ni estrictamente en el grupo de cohesión.

Por tanto debe seguir recibiendo ayuda de la UE, señaló.

España también espera que la Política Agrícola Común (PAC) y la Política de Cohesión sigan siendo los dos pilares de la política presupuestaria de la UE, y por tanto las que más peso tengan en las cuentas del bloque.

En cuanto a la partida de ingresos, López Garrido ha reiterado la importancia de que la UE ponga en marcha la tasa a las transacciones financieras, dado que supone un alivio en la carga que tienen los Estados Miembros a la hora de financiar las cuentas del bloque.

“Nos parece importante, interesante y por tanto la apoyamos”, concluyó.

En términos generales, varios países han subrayado la necesidad de que el presupuesto multianual refleje los esfuerzos que hacen los Estados miembros a nivel nacional para reducir los gastos, por lo que abogaron por un nivel menor de desembolsos que el propuesto por la Comisión Europea.

Ésta ha propuesto unos compromisos de 1,025 billones de euros y créditos de pago -aquellos que se abonarán después- de 972.198 millones de euros para el periodo 2014-2020.