X
voleibol >

Golpe de altura

   

La jugadora tinerfeña Eli Chávez, con la selección española, durante el Campeonato del Mundo disputado en Brasil. / DA

SUSANA NASSER | Santa Cruz de Tenerife

La selección española de balonmano, que cuenta con la jugadora tinerfeña Eli Chávez en sus filas, regresa hoy a España tras disputar en Brasil el Campeonato del Mundo, donde consiguió la medalla de bronce ante Dinamarca tras caer eliminada en semifinales frente a Noruega, posterior campeón.

“Estamos muy contentas, hemos trabajado mucho para llegar hasta aquí; ahora tenemos en mente el Preolímpico. Mientras tanto, a disfrutar de la medalla de bronce”, señaló aún desde Brasil la deportista tinerfeña, que después de conocer su convocatoria con la selección se muestra “muy orgullosa” ya que “toda jugadora querría estar allí”.

Lo primero que se le pasó por la cabeza a esta joven deportista fue la posibilidad de realizar un gran año. “Sabíamos muy bien la importancia que tenían estos meses de cara a las olimpiadas”, explicó. Así, la tinerfeña disputará el preolímpico entre el 25 y 27 de mayo, donde participarán cuatro selecciones, pero tan solo dos obtendrán la clasificación. “Estará complicado porque solo nos ceñimos a 14 jugadoras, pero creo que es el objetivo que esperamos lograr todas”, aseguró.

En cuanto a la experiencia con sus compañeras, Chávez indicó que “nos conocemos desde hace tiempo y nos adaptamos muy bien; trabajamos muy bien en grupo y es lo mejor que tenemos. Somos un equipo”.

El partido ante Dinamarca se vivió con mucho nerviosismo: “Estábamos en el vestuario con unas ganas tremendas de salir a la pista. Fue una mañana de nervios por todo lo que nos estábamos jugando”. El resultado, la medalla de bronce.

En cuanto a la expectación que levantó el balonmano en Brasil, para Eli Chávez fue “espectacular. Ante Brasil hubo casi 6.000 personas; los partidos contra Dinamarca y Noruega también tuvieron mucha expectación; fue increíble”.

La tinerfeña hará una primera parada en Valencia y continuará el 22 su rumbo hacia la Isla donde, el 23, será homenajeada en un acto de celebración en el pabellón de La Perdoma. “Allí me entregarán la medalla. Me emociona mucho poder llevar este triunfo a la Isla, por todos aquellos que han trabajado por mi”.

En liga, la jugadora espera “quedar entre las cuatro primeras para disputar el Europeo”, con su equipo, el Parc Sagunto.