X

Industria desbloquea los parques eólicos

   

DIARIO DE AVISOS | Santa Cruz de Tenerife

La viceconsejera de Industria y Energía de la Consejería de Empleo, Industria y Comercio, Francisca Luengo, informó este martes del desbloqueo de la instalación de los parques eólicos al promover la declaración de éstos como de interés general a través de la Ley 2/2011 del sector eléctrico.

De esta forma se posibilita el desarrollo del último concurso eólico, que prevé la adjudicación de 442 megavatios, dejando atrás los obstáculos burocráticos que estaban frenando su implantación.

Así se abre el camino para que la producción eólica pueda verterse en las redes de transporte de energía eléctrica.

Los empresarios del sector, que llevan años esperando este momento, comentaron tras la reunión celebrada con Luengo donde se les explicó el nuevo camino a seguir, que “por primera vez apreciamos verdadero empuje e interés en el Gobierno por poner en marcha las renovables en Canarias”.

La viceconsejera autonómica recordó que las Islas “no pueden seguir dependiendo” en un 98% del petróleo” y aseguró que, desde que aceptó el cargo, tenía claro qué era lo que debía hacer para agilizar el concurso eólico. “Lo estamos logrando”, señaló Francisca Luengo.

Esta reunión se enmarcaba dentro del proceso de revisión del Plan Energético de Canarias (Pecan), que se está llevando a cabo y que pretende conseguir que el 30% de la energía eléctrica, que se produzca en las Islas, provenga de las energías renovables.

Tras la convocatoria del año 2007, y el elevado número de solicitudes y las dificultades para analizarlas que se produjeron, se provocó un largo retraso.

En octubre de 2008 se publicó una resolución para acelerar el proceso, pero no fue hasta junio de este año cuando se concretó el reparto final. La compañía mejor parada fue Endesa, con más del 15%, y tras ella el consorcio formado por Atlas Capital y Gas Natural e Iberdrola.

Aún así los retrasos provocaron que los megavatios adjudicados no se inscribieran en el registro de preasignación, con lo que, pese a tener licencias y estar en construcción, no iban a cobrar la prima.