X

Interceptada una narcopatera que arribó a Barlovento en Nochebuena

   

TINERFE FUMERO | Santa Cruz de Tenerife

La lucha de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado desplazadas en las Islas contra las llamadas narcopateras subió ayer un escalón al trascender que una de estas embarcaciones fue interceptada tras arribar a una cala de Barlovento, al norte de La Palma.

El operativo desplegado por efectivos del Cuerpo Nacional de Policía no pudo ser más exitoso, ya se, como adelantó Cope La Palma, se practicaron hasta trece detenciones, incautándose los 1.200 kilos de hachís. Los hechos se remontan a la reciente Nochebuena, cuando la embarcación en cuestión llegó a esta zona con la droga referida a bordo. Según confirmaron anoche fuentes cercanas a la investigación, se trata de una zodiac y los estupefacientes venían en 38 fardos.

Los agentes los sorprendieron en plena faena de desembarco, deteniéndose en el lugar al mayor número de sospechosos. Con posterioridad se realizaron más detenciones en otros puntos de la Isla Bonita e, incluso, una más en Tenerife. De las mismas ha trascendido que son trece los arrestados, siete de ellos de nacionalidad marroquí y los restantes españoles.

Entre estos últimos había tres mujeres, y se repartirían distintos papeles en la organización criminal.

Distintos cometidos

Así, habrían caído en manos de la Justicia los que venían en la zodiac, los que ayudaban en el desembarco de la mercancía y otros relacionados con la distribución y venta de estas sustancias ilegales.

Aunque en aguas de La Palma ya se han realizado incautaciones relacionadas con el tráfico de drogas, la de Barlovento es la primera narcopatera de la que se tiene constancia, según especialistas consultados al respecto.

A este respecto, resulta evidente que tanto la ubicación (uno de los puntos más al Norte de todo el Archipiélago y situado en la Isla más lejana del continente africano) como la fecha (uno de los días festivos más importantes del cristianismo) fueron elegidos en aras de conseguir una impunidad que no fue tal gracias al trabajo de los especialistas destinados por el CNP a la capital palmera.