X
Toma de posesión como Diputado del Común de Canarias >

Jerónimo Saavedra luchará “por la eficacia” del Diputado del Común

   

El nuevo Diputado del Común, Jernónimo Saavedra, durante su intervención. | EFE

EUGENIA PAIZ | Santa Cruz de La Palma

Jerónimo Saavedra, que ayer juró solemnemente su cargo como nuevo Diputado del Común en la ciudad de Santa Cruz de La Palma, sede oficial de la institución y donde se celebró por primera vez este acto desde la creación del órgano, proclamó que “seré firme y pertinaz para materializar los objetivos que me he propuesto en la función de este cargo”, del que hizo “una reivindicación” no sólo como mero acto de afirmación, sino “como expresión nítida para recuperar la credibilidad y para que se palpe tanto la eficacia como la utilidad del Diputado del Común”.

Se trata, señaló hasta en tres ocasiones en su discurso, del “último cargo público que ostento” tras una larga trayectoria política plagada de responsabilidades de entre las que ayer, en su intervención, el presidente del Parlamento de Canarias, Antonio Castro Cordobez, destacó su papel como primer presidente del Gobierno autónomo entre 1983 y 1987, y en una segunda etapa, entre 1991 y 1993, así como Ministro de Administraciones Públicas y Ministro de Educación y Ciencia, además de alcalde de Las Palmas de Gran Canaria desde 2007 hasta las pasadas elecciones municipales, en mayo de este año.

Contenido y en un tono solemne, Saavedra explicó que “esta es la última etapa de este servidor, que lleva las islas en el alma y que quiere cumplir su deseo de ver progresar a la Comunidad Autónoma”. Pese a tal anuncio, el recién estrenado Diputado del Común se mostró contundente a la hora de valorar el sentido y la obligación de las instituciones al servicio del ciudadano y advirtió a todos cuantos quisieron oirle de que “en los tiempos que corren lo público debe dar respuestas adecuadas, no basta con reducir y limitar; eso es lo fácil”.

Así, como finalidad primordial en su nuevo cargo como alto comisionado para Canarias, estableció su objetivo en “aplicarme en esa tarea consciente de que los ciudadanos experimentan un cierto desapego hacia la política y los políticos”. En el salón noble del Palacio de Salazar, y ante una nutrida representación de autoridades civiles y militares de toda Canarias encabezada por el presidente del Gobierno, Paulino Rivero, aunque con la llamativa ausencia del Partido Popular, Saavedra expresó que hará todos los esfuerzos en la tarea de acercar la institución a los ciudadanos, pero además en “transmitir credibilidad y dar eficacia a la gestión de la institución” meta que está seguro de alcanzar, aunque para ello se tenga que embarcar en “una tarea pedagógica y explicativa” porque “hay que intentar que la actividad de la institución sea conocida con más amplitud y que vaya más allá de la memoria anual presentada en sede parlamentaria”.

Aplaudido, felicitado y arropado por amigos, compañeros de partido y por varios de sus homólogos en Galicia, Navarra y el Principado de Asturias, entre otros, tuvo unas palabras de agradecimiento para la tarea que durante los últimos nueve años desempeñó su predecesor en el cargo, Manuel Alcaide Alonso, sentado en primera fila y al que reconoció “los servicios prestados, que se alargaron más de lo que él hubiera deseado”, cuatro años más de los establecidos.

Saavedra no echó ayer de menos ningún halago. Antonio Castro defendió “su perfil personal, humano y profesional, su experiencia política y su compromiso con la sociedad para desempeñar con eficacia, dignidad y autonomía el Diputado del Común”.

Tanto Jerónimo Saavedra como el presidente del Parlamento de Canarias, Antonio Castro, y el jefe del Ejecutivo autonómico, Paulino Rivero, defendieron “la importancia” de la existencia del Diputado del Común y de los poderes públicos, “eso sí”, dijo Castro Cordobez, “con los medios imprescindibles para atender a las necesidades de los ciudadanos y para llegar allí donde no acude la iniciativa privada”. Castro recordó con cierto tono de emoción que “he tenido la suerte y el honor de compartir con Jerónimo Saavedra nuestra reciente historia democrática” y lo definió como “un estadista templado, honesto y preocupado por los problemas cotidianos”, pero además como el hombre “que puso la primera piedra de una realidad diferente, más libre y participativa, más abierta hacia la modernidad y mas comprometida con el futuro de nuestra tierra”.

El nuevo Diputado del Común, Jernónimo Saavedra (i), es felicitado por Luis Cobiella, primero en ocupar este cargo de representación ciudadana. | EFE