X
sucesos >

La Audiencia Nacional estudia la extradición a Georgia del líder de la mafia ruso-georgiana en España

   

EFE | Madrid

La Audiencia Nacional estudiará el próximo martes si extradita a Georgia al líder de la mafia ruso-georgiana en España Kakhaber Shushanasvili, detenido en Barcelona en marzo de 2010 en el marco de la “operación Java”, que se desarrolló también en Austria, Alemania y Suiza, Francia e Italia.

La sección segunda de la sala de lo penal de este tribunal analizará a partir de las 10:50 horas si procede entregar a Shushanasvili, que fue arrestado en la primera fase de dicha operación junto a otras 79 personas en seis países europeos, 24 de ellas en España.

Según el auto por el que Grande-Marlaska decretó su ingreso en prisión en marzo del pasado año, la organización criminal georgiana “Kutaisi” se asentó en 2005 en España con Kakhaber Shushanasvili como líder, quien en orden jerárquico estaba subordinado a Lasha Shushanasvili, el jefe internacional de la red, que consiguió escapar de la operación en Grecia, y su lugarteniente, Koba Shermazashvili.

Asimismo, mencionaba el enfrentamiento del grupo con los miembros de otras organizaciones de Francia, Italia y Holanda, de manera que Kakhaber Shushanasvili, que se hacía llamar Nikolai Rostov, “tenía planificado y ya había dado instrucciones” para localizar a algunos rivales en Francia.

Concretamente, dos miembros de la organización, enviados por su líder internacional, se trasladaron a Barcelona para que Kakhaber Shushanasvili les diera las instrucciones necesarias para asesinar a un rival en Niza (Francia).

El grupo tenía designado en cada ciudad en la que operaba un responsable de recaudar los beneficios económicos obtenidos a través de actividades delictivas que depositaba en una “caja común” del país, la cual iba destinada a la “caja común grande”, regentada por Kakhaber Shushanasvili, y que finalmente se vertía en otra caja mundial supervisada por su hermano.