X
LA PALMA >

La demanda de ayudas a Cáritas crece el 30% en el Valle de Aridane

   

Imagen de Los Llanos de Aridane, donde Cáritas tiene uno de sus arciprestazgos en La Palma. / DA

EUGENIA PAIZ | Santa Cruz de La Palma

El presidente de Cáritas Diocesanas en la provincia tinerfeña, Leonardo Ruiz del Castillo, reveló este miércoles que en el Valle de Aridane, tras el análisis de los datos recopilados por el Arciprestazgo del municipio cabecera de comarca en la zona oeste de la Isla, el crecimiento de la demanda de ayudas a la entidad por parte de familias sin recursos económicos -para cubrir necesidades básicas como el alimento- ha crecido este año en un 25%. En términos numéricos, la situación se traduce en el auxilio directo a 1.500 personas solo en esa localidad, cifra que en el caso de Santa Cruz de La Palma no supera las 800 personas, lo que representa una aumento no tan significativo, de algo menos del 20%, con respecto al año 2010.

Al término de este año, el presidente de la entidad reconoce que “la situación nos preocupa especialmente porque todo indica que el próximo año las cosas pueden no solo seguir igual, sino que podrían empeorar por la pérdida de más empleos”. Preguntado al respecto de la capacidad de la entidad para hacer frente a estas situaciones de dificultad económica, Ruiz del Castillo explicó que “tenemos que contar que hay momentos en los que nos vienen a pedir ayuda y ya no podemos atenderlos. He visto como una voluntaria ha llegado a dar su propio dinero para evitar que alguna familia se fuera sin la ayuda que esperaba encontrar en Cáritas”.

En su diagnóstico de la situación, explica que “en La Palma hay muchas personas que están siendo auxiliadas por sus familias, que les están dando lo indispensable para cubrir sus necesidades básicas. Son padres, hermanos y otros familiares directos que están haciendo lo imposible para ayudar a estas personas, muchas de ellas formadas pero sin patrimonio, a superar esta etapa”. El presidente de la organización católica recordaba que, pese a los malos datos, los índices de pobreza en el caso de La Palma son del 28%, cuatro puntos menos que la media regional.