X
MEGÁFONO > CUESTA DE LA VILLA

La intangible memoria de un barrio

   

La antigua posada El Tinglado, situada en la carretera general de Cuesta de la Villa, es a día de hoy un reconocido restaurante. / MOISÉS PÉREZ

LUIS F. FEBLES | Santa Úrsula

El prolífico escritor español Miguel de Unamuno acuñó en el siglo pasado el término intrahistoria para referirse a las pequeñas historias populares y cotidianas que permanecen en la memoria de los pueblos. En ocasiones, los grandes manuales de historia pasan por alto algunos datos que sólo la maravillosa mente humana sella en el recuerdo. El barrio de Cuesta de la Villa puede presumir de poseer ciudadanos que en papel, o bien en su memoria, graban acontecimientos y personajes que marcaron un antes y un después en la zona.

Para conocer la intrahistoria de Santa Úrsula, y en especial de la Cuesta de la Villa, el escritor y poeta Domingo Rodríguez del Rosario se transforma en un guía del tiempo para contar a este periódico la relevancia histórica de un barrio que saluda todos los días al Valle. La emblemática casa El Tinglado, la cueva del mencey Bencomo o la fuente del Calvario, donde se bailaba la popular danza del remango, dibujan un rico pasado patrimonial, presente todavía en la retina de muchos vecinos de la Cuesta de la Villa.

La prodigiosa sapiencia de Domingo Rodríguez, eterno vecino de Santa Úrsula, repasa la importancia y trascendencia de algunos de los inmuebles más importantes de la zona. Aunque a su juicio, los responsables políticos no han sabido valorar y defender el patrimonio y el legado de los antepasados, sitúa la cueva del Mencey Bencomo en los altares de la historia.

Patrimonio etnográfico

Esta cueva del Rey o cueva de Bencomo, localizada a orillas del Barranco del Pinito, consta de tres alojamientos, uno de ellos formado por dos salas ampliamente abiertas al exterior, de unos 3 metros de profundidad y 2,5 metros de alto ambas, por 6 y 8 metros de anchura respectivamente. En ella, había un tagoror donde se sentaban los aborígenes a parlamentar, y ofrecían al rey Bencomo diferentes regalos. “Actualmente esta cueva sufre un estado de abandono muy importante;los excrementos de cabras alcanzan ya unas dimensiones exageradas y ninguna de las administraciones competentes hace nada”, señala Rodríguez.

Según el popular poeta, especial mención merece la casa El Tinglado, una posada que desde hace más de tres siglos servía de refugio para comerciantes y viajeros que venían a lomos de sus bestias desde Buenavista. “La casa tenía una pérgola en la parte exterior donde se refugiaban de las inclemencias del tiempo los viajeros que no podían hospedarse dentro de la casa”. La antigua Chimaque, nombre con que se conocía a Santa Úrsula antes de la repoblación castellana, tenía en la zona del Calvario, una fuente en la que los viandantes y sus animales se paraban a beber agua y a descansar. “Se sentaban por los alrededores de la fuente a hablar y compartir historias. En los meses de invierno, el caudal de la fuente se desbordaba y en fiestas, los hombres y mujeres se remangaban sus trajes para bailar; el popular baile del remango toma su nombre de ese gesto que hacían los habitantes de Cuesta de la Villa”, evoca el poeta.

[apunte]

Escritor y poeta

Domingo Rodríguez del Rosario es un poeta y escritor tinerfeño cuya labor en pro de la cultura y la historia costumbrista está fuera de toda duda. Aunque con sólo 15 años recitó sus primeros versos en las fiestas de San Luis en Santa Úrsula, su dimensión como versador de historias se ha consolidado con el paso del tiempo. Tras varios libros que cuentan la historia local y popular de diferentes zonas del Norte de Tenerife, Domingo Rodríguez presentó a principios del mes de diciembre su nueva obra titulada Vivencias de un pueblo. Santa Úrsula. En esta magnifica oda a los santaursuleros de toda la vida y a los acontecimientos que marcaron el destino del pueblo, su autor hace el esfuerzo de transmitir la tradición oral y escrita de sus convecinos y de las instituciones públicas de su pueblo. Incluso, algunos de sus poemas han sido objeto de canciones por parte de grupos musicales de Santa Úrsula.

[/apunte]