X
economía >

La inversión pública en la construcción en Canarias ha caído un 78% en el último año

   

EUROPA PRESS | Santa Cruz de Tenerife

La crisis económica se sigue cebando con el sector de la construcción en Canarias que, lejos de vislumbrar una salida, se ve presionado no sólo por las restricciones crediticias y la debilitada demanda, sino también por una política de austeridad y recorte presupuestario que se intensifica.

De hecho, en tan sólo un año, la inversión pública ha descendido más de un 78 por ciento, una caída en los presupuestos de los contratos de obra licitados por las Administraciones públicas que supone más del doble de la registrada en el conjunto del territorio nacional, que se sitúa en torno al 31 por ciento, informa la Cámara de Comercio en un comunicado.

Así, según el Boletín de Situación Económica para el III Trimestre de 2011 elaborado por los Servicios de Estudios Económicos de la Cámara de Comercio, Industria y Navegación de Santa Cruz de Tenerife, la construcción continúa como la actividad económica que sufre la crisis en el Archipiélago. De hecho, la venta de cemento cae más de un 22 por ciento respecto al tercer trimestre de 2010.

No en vano, los constructores son los empresarios del archipiélago que mayor pesimismo muestran ante la evolución de la economía, tal y como recoge la encuesta de coyuntura realizada en octubre por las Cámaras de Comercio de Canarias. Su confianza cae nuevamente más de 13 puntos, lo que coloca en -33 el Indicador de Confianza Empresarial (ICE), frente a un -10,8 de la hostelería y el turismo o -14 de los comerciantes.

El severo incremento del pesimismo de los empresarios de la construcción es un reflejo claro de los descensos trimestrales experimentados en todos los componentes del ICE como son la inversión, que se reduce un 6,1, el empleo que baja un 4,4 y la cifra de negocio que desciende un 2,8, según las respuestas de los empresarios de la construcción encuestados.

Reflotar la construcción

Para el presidente de la Cámara de Comercio, Ignacio González Martín, “la grave situación que está atravesando el sector de la construcción en las islas, sobre todo, por los efectos devastadores que está teniendo en el empleo, requiere un mayor compromiso inversor por parte de las administraciones públicas”.

En este sentido, señala que el Gobierno de Canarias debe exigir al Estado que cumpla con las inversiones previstas en los presupuestos, así como lo estipulado en el Plan Canarias. Otro de los frentes en los que hay que seguir trabajando para reflotar la construcción, según la Cámara, es la diversificación de su actividad y sus ámbitos de actuación, prestando especial atención a los procesos de expansión en otros mercados.

“En estos tiempos de desaceleración económica, los empresarios canarios tenemos que apostar por mejorar la productividad, analizar nuestra dimensión empresarial y estudiar la viabilidad de salir al exterior”, apunta el presidente de la Cámara.

Añade, además que considera fundamental que “se agilice la puesta en marcha de los Planes Generales al mismo tiempo que se deben simplificar decididamente y con urgencia los trámites administrativos, ya que es el sector que más los acusa y, por tanto, al que más le está restando competitividad y capacidad de inversión”.

Falta de oxígeno

Asimismo, las obras de edificación licitadas por las Administraciones Públicas han disminuido sus presupuestos en un 70,8 por ciento en el tercer trimestre de 2011 con respecto al mismo periodo del pasado año. Este descenso agregado se repartió tanto entre las obras licitadas de edificación que disminuyeron su presupuestos un 15 por ciento trimestralmente y un 70 por ciento en términos anuales, y entre las obras de ingeniería civil que también se redujeron sobre el segundo trimestre un 76,4 por ciento, y sobre las de hace un año un -85,1 por ciento.

Si por el lado de la inversión pública no se da oxígeno al sector, por parte de la iniciativa privada tampoco. La compraventa de viviendas también se redujo un 16,4 por ciento respecto al mismo período de 2010, siendo este descenso muy similar, tanto en la vivienda nueva como en la usada, señala el informe.

Las restricciones crediticias a los hogares canarios se reflejan en la fuerte reducción que experimenta el número e importe de las hipotecas en el tercer trimestre de 2011, con tasas anuales del -38,5 por ciento y del -41 por ciento, respectivamente. Así, si entre los meses de julio y septiembre de 2010 se concedieron en Canarias 5.897 hipotecas, un año después tan solo se otorgaron 3.167.

Por su parte, los visados de dirección de obra tramitados en el trimestre son un 49,8 por ciento superior a los del mismo periodo del año anterior, ya que con un total de 719 visados en el citado periodo se supera la cifra de 480 visados registrados en el mismo periodo de 2010.

Certificaciones

Esta evolución favorable, no obstante, aún queda alejada de los 2.240 visados registrados en 2008 o los 5.770 del año 2007. En lo que respecta a las certificaciones fin de obra, crecen anualmente un 14,7 por ciento, al igual que su valor de liquidación, que se incrementa un 13,8 por ciento.

El Índice General de Precios de la Vivienda muestra una reducción en Canarias a una tasa anual del -3,4 por ciento, a pesar del crecimiento del 0,6 por ciento trimestral. El precio de la vivienda libre disminuyó un 3,9 por ciento interanual. Sin embargo, la vivienda protegida incrementó su precio un 5,7% sobre el mismo periodo de 2010.

El promedio trimestral de afiliados a la Seguridad Social merma un 12,2 por ciento en un año. Por su parte, los datos de la EPA contabilizan una importante caída interanual de los ocupados de la construcción de un 25,5 por ciento, superior a la reflejada por los datos de la Seguridad Social.

El desempleo declarado en el sector según la EPA disminuye en un 2 por ciento interanual, consiguiendo que la tasa de paro mejore 2,9 puntos respecto al segundo trimestre del año, alcanzando aún la inasumible tasa del 36,5 por ciento. Por su parte, el paro registrado promedio del trimestre baja un 2,4 por ciento sobre el mismo periodo de 2010.