X
Santiago del Teide >

La ordenación del espacio público enfrenta a empresarios y gobierno

   

NICOLÁS DORTA | Santiago del Teide

Los cambios en aceras y paseos, en zonas comunes, no han gustado a los comerciantes y empresarios de Santiago del Teide. El gobierno que preside Juan Damián Gorrín Ramos ha decidido aplicar una ordenanza y reordenar las mesas y las sillas que se encuentran actualmente en el espacio público, eliminando las que no se consideran bien instaladas. Lo mismo ha ocurrido con la cartelería. Esta decisión ha sido criticada por los principales afectados: comercios, bares y restaurantes, que exigen “una comisión de seguimiento” para tomar soluciones.

Una comisión que el alcalde no comparte, porque “es enrollar más las cosas para un trabajo que beneficia al bien común; mucha gente tiene derecho a pasear en el espacio de todos, y nos apoya”, dijo a este periódico.

Solicitud sin contestar

La Asociación de Empresarios de Santiago del Teide (Asemteide) afirma que el 9 de diciembre presentaron una solicitud en el Ayuntamiento para crear urgentemente esta comisión y un modelo de trabajo común para hacer un estudio de la zona comercial abierta. La idea era tener en cuenta la accesibilidad de los viandantes, lugares donde se puedan poner las sillas y mesas de los establecimientos, así como establecer un embellecimiento general y proporcional de la zona comercial. Al no ser contestada esta solicitud, Asemteide no está de acuerdo “ni con las formas ni las medidas con las que se están llevando a cabo las actuaciones”. Afirma que a la crisis económica se le suma una retirada, a su juicio injusta, de las mesas y sillas de los locales “sin hacer un estudio previo de la zona”. “El procedimiento que se está llevando a cabo es retirar, luego hay que solicitar el correspondiente permiso en el Ayuntamiento y, una vez éste sea concedido, pueden de nuevo colocar las terrazas, con lo que esto supone un detrimento en la venta diaria”, subraya Asemteide.

De espaldas al comercio

Por otra parte, desde el principal partido de la oposición, Coalición Canaria, se asegura que la retirada de mesas y sillas está afectando “incluso a los que pagan por estos espacios”. La formación nacionalista quiere dejar claro que está a favor de la aplicación de las ordenanzas y la regulación de los espacios para facilitar el tránsito y disfrute de las zonas públicas, pero rechaza las formas de actuar por parte de los responsables municipales, “persiguiendo al empresariado local, obligando a retirar mesas y sillas a todos los locales y generando un perjuicio económico importante al empresariado”. El portavoz municipal de CC, Jonathan Martín Fumero, dice que en la coyuntura actual “es inasumible que se trate al comercio local, y especialmente al sector hostelero, de esta manera, haciendo una aplicación indiscriminada de las ordenanzas sin respetar siquiera a quienes están pagando la ocupación del suelo”. A juicio de Fumero, el Ayuntamiento de Santiago del Teide “es el único que lejos de apostar por el comercio local, le hace un daño considerable en plena campaña navideña” y solicita que se fije un plazo de 3 meses para la regularización de los espacios públicos, se estudie cada caso individualmente y que “cese esta campaña desmedida que afecta directamente a un sector clave”.