X
política>

La reforma del Consultivo vuelve al proceso de elección de 1984

   

YAZMINA ROZAS | SANTA CRUZ DE TENERIFE

La reforma del Consejo Consultivo, en trámite en el Parlamento, vuelve al proceso de elección de 1984, cuando se creó la ley. La pretensión de rebajar a 36 el número de votos necesarios para elegir a sus consejeros cambia la modificación aprobada por unanimidad en 2002, cuando se elevó a 40.

En el último pleno del Parlamento de Canarias se aprobó, con 35 votos a favor de los grupos nacionalista, socialista y mixto y 18 en contra del PP; la tramitación para rebajar el número de votos en la elección de los cuatro miembros de este órgano que le corresponden a la Cámara. Con esta reforma, la mayoría para elegir se rebaja de dos tercios de los diputados, es decir, 40 parlamentarios, a tres quintos, 36 votos.

Esta modificación ha sido promovida porque la mayoría de 40 requiere del consenso con el PP, lo que no se pudo lograr por la ruptura de las negociaciones. De aprobarse la modificación en trámite, el proceso de elección volvería al momento de la creación de este órgano, en 1984, cuando se hacía por mayoría de tres quintos. En 2002, con CC gobernando, el Parlamento aprobó por unanimidad una proposición de ley que elevaba la elección hasta los 40 votos. El diputado de CC, José Miguel González, expresó en aquel momento que esta modificación era “la mejor muestra del deseo de consenso” porque “es mucho más difícil conseguir los dos tercios que los tres quintos”.

Esta modificación se planteó como consecuencia de la sentencia del Tribunal Constitucional 904/92 y de la reforma del Estatuto de Autonomía.

Entre las novedades que se incluyeron se creó la figura del secretario, se aumentó el número de consejeros de cinco a siete y desapareció la limitación de dos mandatos al presidente. La nueva ley amplió también el conjunto de supuestos en los que habría de dictaminar el consejo.

En 1993, cuando gobernaba el PSOE con las Agrupaciones Independientes de Canarias, los socialistas defendieron una proposición de ley de modificación de este órgano que fue rechazada con 20 votos a favor, 29 en contra y seis abstenciones. Se pedía que se pudiera reelegir al presidente del Consejo, entre otros aspectos.